La monetización 5G es compleja porque no existe un único modelo

BCN2019 – Es la pregunta del millón de dólares —en realidad, de los miles de millones de dólares— y su respuesta es esquiva, quizás, porque no existe una única respuesta. Estamos hablando de la monetización de 5G, una pregunta que la industria se viene haciendo hace tiempo y, en los albores del despliegue de la nueva tecnología móvil, todavía no parece tener una respuesta muy clara.

5G será una tecnología que abrirá una gran cantidad de oportunidades para los operadores pero que también demandará grandes inversiones para su implementación. Monetizar a partir de la conectividad que supondrá el aumento exponencial de dispositivos de Internet de las Cosas (IoT) no parece ser una idea millonaria, ya que la conectividad únicamente representará el cinco por ciento del valor del ecosistema digital, de acuerdo con estudios de GSMA. Además, la cantidad de datos que traficarán estos dispositivos será escasa, por lo que intentar generar un retorno únicamente a través del tráfico no parece tampoco una buena opción.

En este contexto, ¿cómo se monetizará la 5G? Esa pregunta es la que intentó contestar Jonah Pransky, gerente de Marketing de Producto de Amdocs Technologies en el marco del BCN2019, el evento virtual de telecomunicaciones organizado por TeleSemana.com. Y su respuesta parece ser que no existirá un único modelo de monetización 5G sino que cada caso de uso tendrá su modelo. Además, los operadores podrán ir generando el propio para cada una de las aplicaciones de la tecnología.

Monetizar por tráfico en ambientes de Internet de las Cosas (IoT) no parece ser una solución viable, cómo bien hemos señalado, pero sí lo es cuando ese tráfico que se cursa sobre la red, por más pequeño que sea, es crítico y demanda cierta calidad de servicio. Pransky asegura que los operadores deberán comenzar a mirar más allá de ese “par de megabytes” adicionales que supone conectar nuevos dispositivos IoT para poder monetizar la tecnología 5G con soluciones para los verticales.

“No se puede monetizar los datos pero sí un ecosistema completo”, aseguró Pransky. El ejecutivo apuntó a un empaquetamiento de servicios que incluya la conectividad, garantías de calidad de servicio y dispositivos IoT que podría ofrecer el operador en conjunto con socios de negocio. La meta es ir subiendo escalones en la propuesta de valor hacia el cliente empresarial.

Por el lado de las comunicaciones fijas y hacia el usuario final, dónde existe una gran demanda de tráfico y los usuarios buscan velocidad pero no (siempre) latencia, los operadores deberán mirar hacia servicios premium con propuestas de contenidos y pago por ver (PPV) para servicios de streaming. “La pregunta que hay que hacerse en los servicios de contenido premium es, ¿quién le cobra al usuario? Puede ser el operador o pueden ser las propias aplicaciones que utilizan el servicio o los dueños de los derechos”, explicó Pransky.

En este sentido, cuando el operador no es quien factura por los contenidos —como es el caso de los servicios OTT de video—, el operador sí puede cobrarle a estos proveedores por disponibilizar el contenido en el borde de la red y garantizar calidad de los servicios. Este tipo de alianzas es de vital importancia para otro tipo de servicios, como el de juegos online. Así, el operador pasa de un modelo tradicional B2C a uno B2B2C. Con network slicing de la mano, existen muchas más opciones para monetizar los servicios de red.

La complejidad de la monetización 5G requerirá, entonces, sistemas de negocio (BSS) capaces de crear nuevas fuentes de ingresos, gestionar las alianzas con socios de negocios —sino será imposible crecer en la cadena de valor— y, especialmente, reducir los costos de operación. “Se debe reducir el costo de crear y llevar productos y servicios al mercado”, indicó Pransky. Fail Fast es el concepto final, porque la 5G se tratará de ser más flexibles y ágiles para crear, llevar al mercado y eliminar, si no funcionan, nuevos productos y servicios.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.