Chile agrupa proyectos en un único plan con miras a aumentar la inversión en telecomunicaciones para 2022

Quedó inaugurado oficialmente el primer tramo del proyecto Fibra Óptica Austral (FOA) en Chile, pues se terminaron los trabajos del tendido submarino que conecta Puerto Montt y Puerto William, al sur del país. Lo anunció el presidente Sebastián Piñera 14 meses después del inicio de obras. En paralelo, presentó un plan con nuevas metas para “poner a Chile en la vanguardia tecnológica de la región y acortar la brecha digital local”.

El proyecto FOA se desprende del Plan Nacional de Infraestructura en Telecomunicaciones y demandará al Estado más de 100 millones de dólares. Incluye un tendido submarino, que está a cargo de Comunicación y Telefonía Rural, al que se empalmarán tres trazados terrestres, uno por cada región atravesada por la iniciativa. El tramo Magallanes fue adjudicado a  Conectividad Rural y el de Los Lagos y Aysén quedó recientemente en manos de Silica Networks, que tendrá poco más de un año y medio para dejarlos operativos.

La iniciativa de fibra óptica fue incorporada como parte de un nuevo proyecto presentado por Piñera, denominado Matriz Digital, con metas a 2022. Se concentra en tres ejes y toma como punto de partida que, a fines de 2018, el 44 por ciento de las familias chilenas no contaba con acceso a Internet fijo. La penetración del servicio preocupa especialmente en 55 comunas que presentan una penetración sobre viviendas menor al uno por ciento, según datos del regulador Subtel.

El primer apartado habla de los derechos de los ciudadanos digitales y contempla la ya cumplida reducción de tarifas móviles y la eliminación de los cargos extras por roaming con Argentina, Perú y Brasil, algo que el país busca empezar a cumplir en 2020. También propone la creación de un único número de emergencias, la ley de soterramiento de cables y garantizar niveles mínimos de velocidad y calidad del servicio de Internet.

El segundo eje habla de inversión e infraestructura y reúne, por ejemplo, los esfuerzos del país para implementar 5G. Según dichos preliminares de las autoridades locales, esa tecnología llegará al país comercialmente en 2022. Aquí también entra la ya anunciada ruta submarina para conectar Chile y Asia y “aumentar 30 por ciento la inversión en telecomunicaciones, pasando de 1.500 millones de dólares a 2.000 millones de dólares”.

El último punto se llama desarrollo digital y entra aquí la meta de “entregar servicios de banda ancha fija a comunas y zonas rurales y conectar a Internet a todos los establecimientos educativos públicos del país”. También se propone duplicar la cantidad de zonas Wifi Chile Gob en 97 comunas, avanzar en el despliegue de la televisión digital y avanzar en cifras de infraestructura crítica en telecomunicaciones para avanzar en el cierre de la brecha digital.

“Esto permitirá cambiar la vida a mucha gente: estudiantes, trabajadores y familias”, consideró el presidente Piñera, que estuvo acompañado por la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt y la Subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi, entre otros. La diferencia entre las intenciones y la realidad se medirán cuando finalice su actual gestión, que inició en marzo de 2018 y se extenderá hasta igual mes de 2022.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.