Rankings: los buenos y los malos en telecomunicaciones

Un ranking no es más que una “clasificación de mayor a menor, útil para establecer criterios de valoración”. Así lo define la Real Academia Española (RAE) y, palabras más o menos, también de esa forma podría referirse a ello cualquier ser humano a quien se consulte sobre el tema. En telecomunicaciones es una herramienta recurrente, utilizada por múltiples actores con fines informativos y hasta publicitarios en algunos casos. Pero, ¿sirven realmente?

Consultoras, asociaciones, medios tradicionales, reguladores y hasta empresas del sector presentan continuamente distintos rankings que atañen a la industria. Se muestran casos por zona, por país, por región, globales, muy cortos y demasiado largos, que hablan de dinero, de tiempos, de cobertura y de velocidad, de quejas y de calidad de servicio. En algunos conviene estar primero y en otros lo conveniente es no ser parte de la lista.

La metodología por la que quedan establecidos los rankings es un punto a considerar a la hora de valorarlos. Por lo general, en telecomunicaciones se toman muestras representativas que pueden no ser exactamente un reflejo de la realidad y, en consecuencia, funcionar a favor o en contra de alguno de los interesados. La muestra que se tome puede ser muy influyente en los resultados al hablar de cuestiones específicas como velocidad o cobertura, por ejemplo.

Gracias a los rankings se puede saber que ocho de las 10 empresas más valiosas del mundo son tecnológicas. Amazon, que en 2017 estaba tercera, se ubicó en primer lugar en 2018 porque su valor creció 42 por ciento anual hasta 150.811 millones de dólares. Apple se ubicó segunda y Google tercera. Luego está Samsung y después Facebook. AT&T es la mejor del mundo de las telecomunicaciones, valorada en 82.422 millones de dólares, según el Global 500 de Brand Finance.

La misma entidad ratificó en febrero a AT&T como la más valiosa en telecomunicaciones, en el informe Telecoms 300. La lista sigue con Verizon, China Mobile, Deustche Telecom y NTT Group, que un año atrás se ubicaba cuarto. La española Movistar está en el puesto 13 y la mexicana Claro en el 30, que le alcanza para ser la mejor ubicada de Latinoamérica. Ambas mejoraron su posición respecto de la medición anterior, un análisis adicional que permiten los rankings que se actualizan en el tiempo.

El costo para adquirir 1 GB de datos es más bajo en Chile que en cualquier otro país de Latinoamérica, indica un informe mundial de la británica Cable. Su precio promedio es de 1,87 dólares, valor que lo ubica 21 en el ranking mundial y más arriba que cualquier otro de Latinoamérica. Esta medición sirve para valorar el desempeño de Chile en el contexto regional pero también para saber que hay 20 países mejor ubicados, lo que da por sentado que queda mucho por mejorar.

Cuba se ubica, en tanto, está en posición 185 con un valor promedio de 12,5 dólares necesarios para adquirir 1 GB de datos. Este es uno de los casos que permite indicar que los rankings también sirven para cuantificar una realidad que se observa a simple vista. La isla recién prendió 4G y tiene serios problemas de conectividad que quedan de manifiesto en casi cualquier tabla que lo involucre en telecomunicaciones.

Venezuela, que ni siquiera figura en el listado anterior, es otro de los países de Latinoamérica con serios desafíos en materia de conectividad. El ranking de Tutela da argumentos a esta idea ubicándolo último de Latinoamérica en velocidad de descarga móvil. Su registro de 5,7 Mbps desentona con los 15,6 Mbps que presenta Brasil, los 14,2 Mbps de Argentina o los 14,2 Mbps en Uruguay. Este ranking permite cuantificar los problemas de Venezuela que se perciben a simple vista.

América Móvil, Millicom y Telefónica pueden utilizar el informe de Tutela para conocer cuál es la velocidad que registra en cada uno de los países en los que participan. Más allá de estos datos útiles, quienes lideran los rankings habitualmente lo publican. No es dificil encontrar que “AT&T es la empresa más admirada según Forbes” o que “Telefónica lidera el índice de Ranking Digital Rights 2019” porque ambas noticias fueron expuestas en el portal oficial de una y otra compañía.

Netflix también ha decidido poner a rodar rankings relacionados a la velocidad de servicio de Internet fijo por país. La herramienta también fue utilizada por los ganadores para asumir su posición de liderazgo y no se le conocen detractores. El índice, en este caso, “incluye la tasa de bits promedio en el horario de mayor audiencia del contenido que se transmite a los miembros del servicio durante un tiempo determinado. La velocidad calculada no es una medida del máximo rendimiento ni de la capacidad máxima de un ISP”, indica el OTT en su página oficial.

Bajo estos parámetros se puede ver, por ejemplo, que el podio en Argentina está compuesto por Telecentro, Movistar Fibra y Cablevisión Fibertel. Los tres tienen un acuerdo de algún tipo con el OTT, lo que podría dar argumentos a los desconfiados. El índice cuenta entre sus variantes con el tipo de tecnología que se utiliza para prestar el servicio, así que por ejemplo Entel está primero en Chile con fibra y último al considerar otras formas de acceso.

Fuera de las luces que alumbran las buenas noticias están los rankings en lo que conviene no aparecer. Las telecomunicaciones están habitualmente en lo más alto en quejas de consumidores, por ejemplo. Junto con la banca y el transporte, es el rubro con peor percepción por parte de los usuarios. Esto derivó en que en distintos países ya funcionen instrumentos como portales online para denuncias o herramientas de conciliación entre empresas y usuarios.

Las empresas del sector tampoco escapan a rankings de satisfacción, que ponen el ojo en las firmas peores valoradas por los consumidores. Lo hace, por ejemplo, la Subsecretaria de Telecomunicaciones de Chile (Subtel), que en su último informe advirtió que “Movistar es la empresa peor evaluada en los servicios fijos (Internet y TV paga)” y que Claro corre la misma suerte en telefonía e Internet móvil.

Los rankings de quejas, que también disponibiliza por ejemplo el Ente Nacional de Telecomunicaciones (Enacom) en Argentina, sirven para mostrar a las empresas que están evaluando su actividad y también como herramientas simples para usuarios próximos a contratar el servicio. No es la única, también hay comparadores de planes y tarifas y diversos estudios sobre experiencia de usuario en disponibilidad, velocidad y latencia, como el que presenta la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) en Costa Rica.

Los rankings son comúnmente usados en un sinfín de rubros por ser una útil para representar una relación de orden entre elementos. La idea de ganadores y perdedores le agrega la adrenalina necesaria para ser parte habitual de los recursos utilizados a la hora de mostrar realidades en el mundo de las telecomunicaciones. Aquí la fiabilidad de este recurso depende, más que en otras verticales, de las variables que se utilicen para llegar a un resultado.

Podría indicarse, a modo de conclusión, que los rankings que surgen de los reguladores del sector son los más fiables puesto que son entidades que cuentan con la expertiz suficiente para tomar los valores correctos a la hora de generar una información. Además, los informes siguen por lo general metodologías aceptadas internacionalmente y no existen, al menos desde la teoría, intereses en juego que puedan favorecer a uno u otro operador.

Novak Djokovic y Jeff Bezos tienen algo en común. El primero es líder del ranking de la ATP, en otras palabras el mejor jugador de tenis de la actualidad, y el otro es el que más dinero tiene en el mundo según Forbes. En telecomunicaciones los rankings surgen de una receta de elementos, que no solo toma puntos o billetes, lo que hace algo más compleja su elaboración. Sin embargo, su sencillez y facilidad de lectura lo hacen una herramienta útil para quienes deseen saber de un pantallazo quienes son héroes y villanos en el sector.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.