Netflix ya es un aliado impostergable en las propuestas de video de los operadores

La respuesta de los operadores a la llegada y posterior expansión de los OTT en Latinoamérica atravesó distintas etapas. Primero reino el odio y las quejas, luego hubo cierta resignación y allí empezó una fase más amistosa que ahora parece consolidarse. Los proveedores de servicios tradicionales ya no esconden su dependencia de Netflix, al menos como complemento, a la hora de brindar propuestas de valor a usuarios cada vez más demandantes.

Tres casos, o más, explican esta suerte de cambio de paradigma, que aunque no es nuevo llama la atención al menos desde lo discursivo. Los reclamos se transformaron en acuerdos y las alianzas en estrategias conjuntas, anunciadas con bombos y platillos, con la promesa de atender de manera más integral las necesidades de los clientes. Uno de los primeros en avanzar en este sentido fue Tigo, luego se incorporó Telefónica y ahora se suma a la lista Claro.

Hay que retroceder hasta mediados de 2016 para encontrar el día en que Millicom anunció una alianza estratégica con Netflix para precargar la aplicación del servicio de video bajo demanda en los teléfonos Android que el operador comercialice en Latinoamérica. Los clientes de la empresa también recibirían beneficios en el contrato de Netflix al adquirir productos Tigo. Para entonces, el OTT ya mantenía acuerdos con la uruguaya Antel y el operador argentino Telecentro.

En mayo de este año, en tanto, Telefónica anunció la firma de un acuerdo multianual con Netflix con alcance en todas sus operaciones. “El comienzo de una bonita amistad”, así se refirieron las partes a la alianza por la cual se integraría la aplicación del OTT en el servicio de televisión paga Movistar +. También se preveía el pago de la suscripción de Netflix a través de la factura de servicios del operador y hasta su incorporación en algún tipo de paquete diferencial de datos móviles, como ya ocurría en la filial de la empresa en Brasil.

Aunque tiempo más tarde Telefónica dijo que la alianza empezaría a correr oficialmente en diciembre próximo ya se pueden ver los primeros pasos del acuerdo. En septiembre Movistar Chile anunció que sus clientes ya podían suscribirse y pagar Netflix a través de su boleta de servicio fijo o móvil. El segundo escalón de Telefónica es ahora Colombia, que se convierte en el primer país en donde Netflix fue incorporado como parte del portafolio ofrecido con los nuevos decodificadores Movistar TV.

Claro no podía quedarse afuera de este negocio y tampoco pretende hacerlo. Tras la presentación de resultados para el tercer trimestre su CEO, Daniel Hajj, anunció que los usuarios de Claro Video podrán en breve acceder también a Netflix. Aunque prefirió no dar fechas ni mayores detalles del acuerdo, dijo que el modelo de negocio sería semejante al adoptado por la competencia.  Oscar Solis, el director de Operaciones Fijas de la empresa, dijo a TeleSintese que la adición podría darse igual a los contenidos de Fox, HBO y Crackle, con lo que la plataforma se convertirá en una suerte de agregador de contenido OTT.

Los más de 137 millones de usuarios que tiene Netflix parecen razón suficiente para entender el interés de los operadores de la región en asociarse con el OTT más grande del mundo. Con esto de lado, las dudas se disipan si a esto se suma la fuerte proyección de crecimiento que tiene la empresa fuera de Estados Unidos, la inversión prevista de 8.000 millones de dólares para contenido original solo en 2018 y el objetivo de la firma de mejorar su portafolio incorporando aspectos innovadores como televisión interactiva.

Del otro lado, Netflix parece no acusar golpe frente a la estrategia de algunos países de incoporarlo al listado de empresas que deben pagar impuestos por prestar servicios en territorio local. En paralelo, su alianza con empresas del sector le permite sumar herramientas para mantener hacia arriba la flecha de crecimiento en una región con menor poder adquisitivo que otras y, en casos, con problemas financieros que hace que sus usuarios deban elegir entre opciones tradicionales u OTTs. Para algunos de ellos, al menos, el problema estará resuelto: ambas.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.