México ya tiene empresa estatal pero sigue sin comunicar su plan

El viernes pasado se publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo por el cual se crea la compañía estatal CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos, subsidiaria de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Así se cumple con la promesa del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para conformar una compañía estatal capaz de garantizar el derecho de acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones, la banda ancha y el servicio de internet.

El acuerdo empieza a despejar algunas de las dudas que había en relación a la nueva compañía, aunque no responde todas las preguntas que han surgido desde que López Obrador decidió llevar a foja cero el proyecto de Red Troncal y presentar, más tarde, la iniciativa Internet para Todos con un foco más social.

A juzgar por el nombre que llevará la nueva compañía de los mexicanos, CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos será la responsable de ejecutar el proyecto social del mismo nombre, anunciado a principios de año pero que sólo quedó en instancia de prebases. Para ello, la compañía aprovechará parte de la infraestructura de fibra óptica de la CFE, tanto activa como pasiva. En tanto, el proceso de licitación para la Red Troncal —previsto en la Reforma Constitucional— debería avanzar de forma paralela, aunque todavía no hay mayores novedades sobre este asunto.

La nueva empresa, 100 por ciento estatal, tendrá como objetivo conformar una red pública de telecomunicaciones “sin fines de lucro”, en condiciones de acceso efectivo a la población del país que no cuente con cobertura de dichos servicios. Además, deberá promover y facilitar el desarrollo social y económico de la población mediante la prestación de servicios de telecomunicaciones.

En la norma no se detalla qué tecnología se utilizará para cumplir dichos objetivos ni el alcance de la red. Se desconoce si los servicios que proveerá serán exclusivamente mayoristas —siguiendo el modelo de Arsat en Argentina— o si, por el contrario, buscará también desarrollar una red de acceso que atienda a las zonas no conectadas. Si tenemos en cuenta las prebases el plan anterior, la idea sería operar una red mayorista y conectar cerca de 8.500 escuelas, hospitales, parques públicos, edificios federales, entre otros, de forma gratuita.

Una particularidad del proyecto presentado en México es que la nueva compañía no tendrá fines de lucro. Se desconoce cuál será sus fuentes de financiación —¿demandará fondos del Tesoro Nacional o es que aprovechará fondos del servicio universal?—

CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos será gestionada por un Consejo de Administración, integrado por siete miembros, seis consejeros del Gobierno Federal y un consejero independiente. Uno de ellos será designado Director General y Presidente del Consejo. En tanto se integre el Consejo y se designe a su director, el actual director General de La CFE será el representante de la nueva compañía y quien llevará adelante los planes para adquirir una concesión de servicios de telecomunicaciones ante el Instituto Federal de Telecomunicaciones. El trámite, cuatro años después que la misma CFE cediera su concesión a Telecomm para que ésta pueda participar en la red compartida.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.