Los operadores deberán apurarse a definir el rol que quieren ocupar en el sector corporativo

El valor de la 5G está en el sector corporativo se repite en la industria. Y aunque hay quienes quieran encontrar oportunidad también en el mercado del consumidor final, lo cierto es que la verdadera revolución de la quinta generación móvil está entre las empresas.

Un nuevo informe de Ericsson vuelve a poner el foco en la oportunidad en el sector corporativo y alerta que los servicios relacionados al mercado masivo se mantendrán estables en los próximos años, con apenas un crecimiento del 0,75 por ciento anual hasta 2030. En tanto, los servicios corporativos crecerán en torno al 12 por ciento anual en el mismo período de tiempo.

A pesar de que la misma empresa anteriormente defendía la oportunidad de la 5G en el consumidor final, Ericsson concluye que los operadores “deben actuar ahora mismo” para capturar el valor del sector corporativo que, sin dudas, representa una oportunidad mucho mayor al del sector masivo. Si bien esto parece ser contradictorio, no podemos culpar a Ericsson de que busque convencer a sus clientes de las ventajas de la 5G en todos los sectores posibles —al fin de cuentas, ellos venden equipamiento—.

El proveedor sueco calculó que para 2030 el valor de los servicios de empresa a empresa (B2B) que podrán capturar los operadores alcanzará un total de 700.000 millones de dólares, lo que representa al 47 por ciento del mercado que será provisto por otros proveedores de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). Esto, por supuesto, si los operadores son capaces de extender su alcance más allá de la conectividad.

Entre los casos de uso, Ericsson considera que los servicios de video serán los que tendrán mayor atractivo, con un 17 por ciento del total del valor para 2030, lo que representa un total de 118.000 millones de dólares. En segundo lugar, ubica los casos de automatización en tiempo real —107.000 millones de dólares estimados— y vehículos conectados —89.000 millones de dólares—.

Si bien la 5G parece ser desplegada más rápido de lo que se esperaba, la expectativa en cuanto a los casos de uso en el sector corporativo se ha retrasado algunos años. Esto le dará más tiempo a las empresas y a los operadores a adecuarse y entender qué es lo que pueden lograr con la nueva tecnología móvil. “La principal razón es que a las industrias les ha tomado más tiempo moverse hacia casos de uso de digitalización más sofisticados”, apunta el reporte. Por el lado de los operadores de telecomunicaciones, el escenario no ha cambiado y los primeros esfuerzos de inversiones y marketing están destinados al público general. La 5G está creciendo más rápido de lo que se esperaba, pero, todavía, sin provocar la revolución prometida.

Las inversiones previstas impulsadas por el valor de la 5G en los 10 verticales examinados —manufactura, energía y servicios públicos, seguridad pública, salud, transporte público, media y entretenimiento, automotores, servicios financieros, comercio y agricultura— alcanzarán 1,5 billones de dólares para 2030. Sin embargo, no todo puede ser capturado por los operadores móviles. Para ello, los operadores deberán de encontrar fórmulas que les permitan tener presencia más allá de la conectividad con modelos B2B2X. Eso sí, el modelo deberá ser encontrado en los próximos cinco a siete años, ya que las posibilidades de ser exitoso bajan a medida que pasa el tiempo, indica Ericsson.

El reporte señala, además, que ningún operador será capaz de tener una presencia en todos los verticales sino que cada uno deberá priorizar su estrategia, dependiendo de cuáles sean las oportunidades de su mercado. Sin embargo, los números globales pueden dar una pista de dónde estará el mayor crecimiento. De acuerdo con Ericsson, la salud representará el 21 por ciento de la oportunidad de mercado de la 5G para los proveedores de servicios, seguido de manufactura (19 por ciento), energía y servicios públicos (12 por ciento), automotores (12 por ciento), seguridad pública (10 por ciento) y media y entretenimiento (10 por ciento). Ninguno de los verticales analizados en este reporte llegará a superar el cinco por ciento de los ingresos.

Uno de los aportes interesantes del reporte es el rol que los proveedores de servicios pueden ocupar en el nuevo mundo conectado, que la compañía divide en tres. El rol más básico es el de desarrollador de redes, enfocado en implementar y operar infraestructuras de red y ayudar a las empresas a maximizar el potencial de la digitalización. Esto puede ser particularmente importante en mercados donde las empresas buscan crear sus propias redes 5G privadas. La experiencia del operador puede ser un valor añadido para capturar un mercado que, de otra forma, quedaría excluido. Sin embargo, se trata de un mercado de relativamente poca oportunidad, ya que acaparará tan solo 232.000 millones de dólares a nivel mundial.

Un rol más avanzado, y que permitiría capturar hasta 383.000 millones de dólares adicionales, es el de habilitador de servicios, que permite proveer plataformas tecnológicas para que los clientes puedan configurar e integrar capacidades digitales dentro de sus aplicaciones. Este es llamado a convertirse en una plataforma por encima de la conectividad, aprovechando sus capacidades de OSS/BSS, APIs y Massive IoT para generar nuevos negocios.

El tercer rol posible es el de creador de servicios digitales. Si bien se trata de uno de mayor valor, para los operadores no representa una gran oportunidad. En combinación, los dos primeros acapararán 615.000 millones de dólares mientras que, añadiéndole este tercer rol, sólo se llegaría a los 700.000 dólares estimados. Este dato no es menor ya que tener este rol supone un esfuerzo adicional de creación de nuevos servicios digitales, establecer sistemas de valor digitales, proveer plataformas y servicios de infraestructura. Quizás, por eso, también serán pocos los operadores que se inclinen por este camino.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.