Wayra es la nueva víctima de los recortes de Telefónica: cierran oficinas en cuatro países

Telefónica sigue moviendo fichas en el camino a lograr el objetivo de mejorar sus números. La forma que encontró para ejecutar su plan es el desprendimiento de activos y ahora Wayra, su aceleradora de startups, sufre las consecuencias: se eliminarán las oficinas físicas en cuatro de los siete mercados en los que estaba hasta el momento en Latinoamérica.

En las próximas semanas, el operador eliminará sus espacios físicos en Chile, Perú, México y Venezuela, aunque habrá personal en esos países para la búsqueda de oportunidades de inversión de las compañías, señaló el portal La Información. Las primeras dos operaciones se centralizarán ahora en Argentina y las de México y Venezuela se manejarán desde Colombia.

El jefe de área de Emprendimiento del operador, Miguel Arias, señaló que la idea es buscar una mayor eficiencia y tener un mayor impacto en las inversiones. La novedad se dio a conocer justo después de que el presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, llamara a optimizar el retorno de cada euro empleado en las operaciones.

En estos países la plantilla es de entre tres y seis personas. Algunos saldrán antes de fin de año y otros seguirán trabajando en busca de proyectos locales. Los despidos no superarán la decena, dijeron desde la empresa. La decisión se da casi un año después de un giro estratégico en Wayra, que empezó a enfocarse en empresas tecnológicas con una mayor madurez, para el desarrollo de negocios conjuntos.

En el último año y medio la compañía invirtió en un total de 50 compañías alrededor del globo y el objetivo es desembolsar hasta cinco millones de euros cada 12 meses. En Latinoamérica, entonces, se quedará con oficinas en Argentina, Colombia y Brasil, que se suman a las que tiene fuera del continente: Munich (Alemania), Londres (Reino Unido), Madrid y  Barcelona (España).

En su expectativa de reducir la deuda, Telefónica se desprendió de centros de datos, puso en marcha un plan para impulsar la salida de empleados y vendió sus operaciones en Centroamérica. Las filiales de Panamá, Nicaragua y Costa Rica, está última en proceso de aprobación, quedaron en manos de Millicom mientras que América Móvil se quedó con la de Guatemala y está tramitando hacer lo propio con la de El Salvador.

Otro paso que prepara la compañía es la venta de torres de telecomunicaciones.

Opera 138.000 y 68.000 son de su propiedad. De esas últimas, 18.000 está en manos de Telxius. La idea es desprenderse de las 50.000 restantes. Para lograrlo, acaba de contratar al banco de inversión Goldman Sachs. La empresa espera que la operación le genere unos 830 millones de euros y 360 millones de euros en el ítem Ebitda, recordó el portal argentino iProfesional.

Así las cosas, Telefónica tiene como primer objetivo reducir su deuda y encuentra a cada rato algún activo del cual puede desprenderse. Primero fueron algunos edificios, luego sus centros de datos y casi en paralelo algunas de sus filiales. Ahora empieza a darle forma a la venta de torres y el cierre de oficinas de Wayra en algunos países. El plan sigue, solo queda adivinar cuál será la próxima víctima.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.