La consolidación del mercado incrementa en US$ 3,42 por GB el precio de la banda ancha móvil

La nueva investigación de la Alianza para una Internet Asequible (A4AI) pone el foco en cómo la falta de competencia en el mercado de banda ancha lleva a un incremento de los precios del servicio. La conclusión del informe no es nueva —la teoría económica ya relaciona hace tiempo la baja en el precio de servicios con un aumento de la competencia— pero A4AI logra ponerle números a la situación de la banda ancha —que algunos países empiezan a considerar un derecho y servicio básico— a nivel mundial.

Otros estudios señalaron anteriormente que la brecha digital es también brecha social y que, a medida que pasan los años, aquellas personas que quedan excluidas de acceder a las tecnologías de la información y las telecomunicaciones quedan también excluidas de la sociedad. La brecha digital incrementa la brecha social.

Parte del problema de la brecha digital es el precio de los servicios. La A4AI encontró que en los mercados de banda ancha consolidados —por ejemplo, aquellos con un único proveedor mayorista de banda ancha— mantienen los precios altos, impidiendo que muchas personas tengan acceso a Internet. “Aunque históricamente los mercados de banda ancha se han vuelto más competitivos, contribuyendo a reducir el costo de los datos, el informe sugiere que esta tendencia se ha estancado y que algunos países han retrocedido cuando sus mercados se han vuelto más consolidados”, indica un comunicado de prensa de la alianza.

En concreto, los usuarios que residen en países con mercados consolidados pagan hasta 3,42 dólares más por GB de datos móviles que aquellas personas que viven en países similares con mercados competitivos, de acuerdo con el último Reporte de Asequibilidad. En mercados monopólicos la diferencia sube hasta 7,33 dólares.

La alianza por una Internet Asequible señala que hay 260 millones de personas viviendo en zonas dominadas por un único operador importante de telefonía móvil mientras que alrededor de 900 millones viven en países dónde los mercados consolidados mantienen un costo elevado en el acceso a Internet.

Meses atrás, Yacine Khelladi de Web Foundation comentaba a TeleSemana.com que, si las operaciones de consolidación permiten reducir los costos de la operación “debería verse en el precio”. Sin embargo, no siempre sucede por lo que es necesario que, en casos dónde la competencia se vea reducida, exista un acompañamiento de los gobiernos para evitar impacto en el precio. “Hasta dónde se pueda, es conveniente tener un entorno legal y regulatorio que empuje la competencia”, señalaba en ese entonces el ejecutivo.

En los países de ingresos bajos y medios, un GB de datos representa un 4,7 por ciento del ingreso promedio, más del doble fijado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para una Internet asequible. En África, dónde existen muchos mercados monopólicos u oligopólicos, la cifra se eleva hasta el 7,1 por ciento.

Las conclusiones de A4AI son más que interesantes en un contexto en que los costos de los operadores no parecen alcanzar para sostener el nivel de ingresos y, por lo tanto, se tiende a la consolidación. En Centroamérica, por ejemplo, la adquisición de los activos de Telefónica por operadores que ya actúan en el mercado reduce la cantidad de jugadores en la región lo que puede indicar, en principio, una reactivación de la competencia por las sinergias creadas y la necesidad de reactivar mercados “dormidos” pero que, a largo plazo, puede también suponer un estancamiento y una disminución de la competencia.

En algunos mercados quizás la consolidación pueda ser evitable pero, en otros, dónde se analiza una reducción de competidores —estamos pensando no solo en Centroamérica, sino en Brasil o Estados Unidos— se deben tomar políticas que ayuden a disminuir el riesgo de un incremento de los precio. A4AI recomienda la adopción de políticas y regulaciones que incremente la competencia y promueva la incorporación de nuevos actores, la reducción en los costos para que los operadores compitan apoyando un acceso asequible al mercado mayorista de datos e invertir en acceso público a Internet con sitios Wi-Fi o telecentros, así como apoyar el desarrollo de redes comunitarias.

Sin embargo, aún cuando todo esto parezca estar resuelto porque el mercado cuenta con tres operadores en competencia y ha implementado la portabilidad numérica, los reguladores no deben dormirse en los laureles porque, no siempre tener una buena cantidad de competidores en el acceso es síntoma de una banda ancha más asequible. Ya Kelladi señalaba que, en algunos mercados, no importa que haya competencia en el acceso porque los operadores compran mayorista a un mismo operador, elevando así los precios. En este sentido, A4AI recomienda crear redes mayoristas que permitan elevar la competencia y, curiosamente, menciona a México con su Red Compartida como modelo a seguir.

Los números señalan que, a menor competencia, hay más riesgo de suba de precios. En un mercado en el que se pide mayor consolidación de las redes, los reguladores deben pensar estrategias para incrementar la competencia.

Los MVNOs pudieron ser una alternativa en el pasado pero los resultados demuestran que, difícilmente, puedan acceder a una alta porción del mercado. Además, la competencia de estos jugadores no parece estar en el precio, reduciendo toda posibilidad de que que se conviertan en un aliado para bajar los precios de Internet móvil.

La alternativa, quizás, más saludable es promover la compartición de infraestructura para que más cantidad de operadores puedan competir en servicio sin necesidad de duplicar los costos de infaestructura —lo que, inevitablemente, encarece el precio final—.

El modelo puede ser distinto en cada mercado, lo que sí hace falta es una necesidad de atender un problema que, señala A4AI, complica a más de 900 millones de personas. América Latina se considera una región en competencia, con mercados de dos, tres y hasta cuatro jugadores. Sin embargo, es desigual en estructuras de mercado, con algunos países con un operador dominante y otros por debajo a los que les cuesta competir. Con estos números, los reguladores de la región deberán atender la consolidación y revisar qué tanto impacto tiene en los precios, fundamentalmente porque la asequibilidad de la banda ancha es todavía la principal barrera para la expansión del servicio entre las poblaciones más vulnerables. La respuesta a cómo promover la competencia es un tema que deberá resolver cada mercado porque, si no se resuelve, tendrá un costo muy alto para el usuario: un costo de 3,42 dólares más por GB de consumo, específicamente.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.