El sector privado argentino no espera y empuja la convergencia

Argentina tiene varias deudas en materia de telecomunicaciones. La que más resuena en el mercado es la de la convergencia, la promesa quizás menos cumplida de la política nacional.

La última gestión gubernamental, en manos de Mauricio Macri, intentó izar la bandera de la convergencia con anuncios que incluían una nueva ley de telecomunicaciones que nunca se concretó. La vía libre para que Cablevisión se fusione con Telecom, la imposibilidad de ofrecer servicios de TV paga vía satélite por parte de las telefónicas, las promesas incumplidas en cuanto a la liberación de frecuencias para pequeños proveedores y los sucesivos conflictos macroeconómicos hicieron que la convergencia pase de ser una cuestión de Estado —muchas de las primeras decisiones del 2016 tenían que ver con el sector TIC— a ser tan solo un sueño.

Con una regulación sin restricciones para ofrecer la mayor parte de los servicios, el sector privado se apunta a competir, a pesar que en todas las charlas señalan que preferirían hacerlo en un terreno menos inclinado hacia algunos grandes jugadores. Sobre los temas regulatorios a resolver, los actores del mercado tienen opiniones diversas, dependiendo si su negocio principal es el de banda ancha, TV paga o móvil y su cobertura territorial. En lo que sí todos parecen coincidir es en una necesidad de revisar las políticas de uso de postes y compartición de infraestructura para poder apalancar el desarrollo de redes. Quizás ese sea el primer espacio en común de la Mesa de Industria TIC, una especie de Cámara que los operadores móviles crearon pero que ya empezó a reunir a organizaciones que unen a pequeños proveedores de Internet y de servicios de televisión.

En este contexto, la Cámara Argentina de Internet (Cabase) presentó su estudio de mercado Cabase Internet Index del segundo semestre de 2019 en el que indica que el 70 por ciento de los hogares de la Argentina cuenta con un servicio de acceso fijo a Internet como parte de un paquete asociado a otro servicio del mismo proveedor. El 65 por ciento, no obstante, lo hace con un solo servicio (TV o telefonía fija) y el resto (35 por ciento) son aquellos que contratan un combo de triple play.

Sin embargo, son pocos los operadores capaces de ofrecer empaquetamiento de servicios de triple o cuádruple play. Existe un alto nivel de concentración en el mercado y los operadores están empezando a querer hacerse un lugar. Movistar y Claro ya habían comenzado a desplegar redes de fibra óptica y ofrecer servicios de televisión pero su cobertura todavía es limitada en comparación con el principal operador de la Argentina, Telecom Argentina. “Al analizar el escenario competitivo a partir del proceso de convergencia de servicios surge que, consolidando los tres segmentos, el mismo operador tiene un claro liderazgo en servicio de TV paga con siete puntos de share por encima del segundo, y una diferencia de 29 puntos de participación por sobre su seguidor en banda ancha. En telefonía móvil, con 31 por ciento del share, detenta el segundo lugar a solo siete puntos del líder del segmento”, señala el informe de Cabase.

“La posibilidad de ofrecer servicios paquetizados de Internet, telefonía y televisión es un elemento clave para poder competir en igualdad de condiciones con los grandes operadores. Los pequeños y medianos actores del ecosistema de internet, en especial del interior del país, están invirtiendo en redes de fibra al hogar y en el desarrollo de nuevos servicios para hacer frente a una competencia muy agresiva por parte de los operadores dominantes”, remarcó Ariel Graizer, presidente de la Cámara Argentina de Internet, una organización que presentó la semana pasada un Hub de contenidos de TV que se distribuirá como IPTV y que pretende ser una herramienta para que pequeños proveedores del interior del país puedan añadir oferta de banda ancha a su red. La organización arranca el servicio con los primeros 50 socios y espera sumar en el mediano plazo a los 500 que están asociados a Cabase.

La estrategia de Cabase recuerda a lo que apenas pocos días atrás comunicaba Iplan, un operador que también tiene como principal negocio la oferta de servicios de banda ancha por fibra óptica y que pretende competir en el mercado de la convergencia en alianza con proveedores de contenidos.

Sin embargo, el reclamo de los operadores pymes tiene que ver no solo con poder ofrecer servicios de TV paga, que la regulación actual ya lo permite, sino con poder entrar a competir en negocios de movilidad, para el cual quieren acceder a frecuencias para uso regional. El mercado está concentrado en tres operadores móviles nacionales (Movistar, Personal y Claro) que detentan un tercio del mercado cada uno. La alternativa de MVNOs no parece ser muy atractiva para Argentina luego que el único operador virtual, Nuestro —impulsado por algunas cooperativas— no haya tenido demasiados resultado y se haya disuelto. Otra cámara de cooperativas está apuntando a crear un Full MVNO, pero la toma de decisiones y la macroeconomía hicieron que el proyecto se aplace más de la cuenta.

En general, lo que se escucha de jugadores pequeños y medianos como Cabase o iPlan es que preferirían contar con espectro regional para ofrecerle servicios a sus usuarios y, quizás, operar en otros mercados donde no tienen cobertura con acuerdos de roaming nacional. “La oferta de revender los servicios de los operadores grandes está siempre sobre la mesa pero no es un modelo que convence”, remarcó Graizer en una conferencia de prensa. Así, muchos operadores pymes esperan de una decisión política sobre espectro, en medio de un cambio de gestión nacional que tiene que empezar a tomar sus primeras definiciones en materia de telecomunicaciones —y que se está tomando un poco más tiempo del previsto en definir nombres de quienes llevarán adelante la gestión en los próximos cuatro años—.

PANORAMA DE MERCADO

¿Quieres saber más? Visita nuestra sección Panorama de Mercado

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.