Argentina se suma a la tendencia regional y propone digesto jurídico para ordenar la regulación del sector

Casi para esta época, el año pasado se realizaba el MWC 2019 y los operadores volvían a poner el foco en una regulación que debía modernizarse para atender las nuevas necesidades de una economía digital. Como siempre, entre líneas se leía la necesidad de una mayor desregulación, porque los operadores ven como un costo el tiempo que sus equipos jurídicos le dedican a entender y cumplir con la normativa en las diferentes operaciones. Además, la complejidad del negocio —que está regulado por leyes, decretos, resoluciones, normas nacionales y municipales, contratos de concesión o privatización, entre otras— hace que gestionarlas se vuelva una tarea magnánima.

La desregulación no es un pedido nuevo. De hecho, es una de esas cuestiones en las que “todos están de acuerdo” y uno de los pedidos que se reiteran, como la baja de impuestos. Por supuesto, hay casos y casos. En algunos países, las reglas están mas claras y en otros existe una buena cantidad de normas que complejizan cualquier proyecto. A esto se debe añadir que los servicios cambiaron de forma muy rápida, mientras que la regulación se mantuvo estable. Así, en países como Brasil, hasta no mucho tiempo atrás se obligaba a los operadores fijos a tener desplegados teléfonos públicos, aún cuando los usuarios ya no utilizaban el servicio.

Algunos reguladores de América Latina empezaron a visualizar que la regulación que ha acumulado el sector se ha vuelto ingobernable y que hace falta un nuevo acercamiento normativo. Por eso, hay una especie de tendencia de los reguladores a revisar los marcos normativos. Así, Colombia emprendió uno de los proyectos de simplificación regulatoria más ambicioso, que significó el recorte de varias normas obsoletas. En el mismo camino va Brasil y, también, República Dominicana.

En Argentina, el tema regulatorio es un problema. En algún momento, se intentó reordenar el mercado con sendas leyes aprobadas por el Congreso Nacional que luego, con cambios de gobierno, fueron modificadas con sucesivas resoluciones. “Es una maraña jurídica que ha sembrado incertidumbre y confusión”, afirmó Martín Olmos, subsecretario TIC en un evento organizado por el Centro Argentino de Ingenieros (CAI) y 5G Américas sobre 5G.

Olmos puso como prioridad de su gestión “dar orden” a un mercado que se movió hasta ahora en el marco de un contexto que se iba emparchando con resoluciones, decretos, leyes y normas que derogaban otras, se contradecían o que eran lo suficientemente esquivas y complicaban la interpretación —lo que se traduce, además, en demoras en los procesos de cumplimiento—.  La meta es organizar todo el marco regulatorio en una especie de digesto, con la meta de revisar y ordenar todas las metas que rigen al sector.

Según Olmos, éste es uno de los pocos puntos en el que “todos están de acuerdo” —el otro es la necesidad de reducir las trabas al despliegue de infraestructura— y, por ello, uno de los primeros pasos para avanzar. Por ahora, sin embargo, no hay plazos previstos para cumplir con este objetivo: la elaboración del digesto depende de los recursos que pueda conseguir la Subsecretaría para poder trabajar en el tema. Eso sí, ya existe un proyecto bastante concreto a partir del cual partir y el tema aparece como una prioridad para su gestión.

Por ahora, el plan parece más el de acomodar la regulación en vez de recortar, como fue el plan de Colombia y parecen ser los de República Dominicana y Brasil. Sin embargo, no es ingenuo pensar que en este proceso de reordenamiento no pueda haber también recortes, especialmente de normas que actualmente pueden ser consideradas obsoletas —de hecho, cuando el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner emprendió el trabajo de crear el Digesto Jurídico Argentino se aprovechó para eliminar las redundancias, quitar disposiciones en desuso y aquellas otras que fueron contradichas por leyes posteriores—.

Con este anuncio, Argentina se suma a la lista de países que están buscando entre su propia regulación la forma de ordenar un mercado en constante cambio y que reclama de una simplificación regulatoria como primer paso para la transformación.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.