Ecuador también se propone la asignación temporal de espectro a prestadores móviles

La pandemia generó cambios en todos los ámbitos y las telecomunicaciones no fueron justamente la excepción a la regla, más bien todo lo contrario: los servicios se declararon esenciales y tanto reguladores como operadores hicieron, con mayor o menor prisa según el caso, un esfuerzo por atender las nuevas demandas y mantener a la población comunicada, informada y entretenida. Los prestadores también pidieron reglas ajustadas al contexto y, en esos términos, es que Ecuador habilitará la asignación temporal de espectro.

Los detalles todavía están por verse ya que surgen de un listado de aspectos en los que trabaja el ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (Mintel) en Ecuador. Es el primero de los ítems es el que indica que como eje la “asignación temporal para empresas de telecomunicaciones por 12 meses, que comprende el otorgamiento temporal de bandas móviles para mejorar la capacidad y calidad del servicio”. Esto, se agrega, porque desde que se emitió el decreto de emergencia sanitaria el país tuvo un incremento del tráfico de Internet del 40 por ciento.

No es el primer país de la región que opta por este camino. Recientemente el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) señaló que hará lo propio en Perú. En ese caso los permisos deberán ser solicitados por los prestadores por medio de un documento en el que argumenten por qué necesitan más espectro de forma temporal. Se tomarán en cuenta para la aprobación factores técnicos, económicos, disponibilidad de bandas del solicitante y topes vigentes, entre otros puntos. Si se aprueba, el permiso tendrá vigencia por seis meses prorrogables por igual plazo por única vez.

En Ecuador, también en Perú, está por verse cuál será el espectro a asignar temporalmente y el objetivo local planteado por el covid-19 es paralelo a la subasta que el país espera completar en 2021. Para entonces, se pondrían a disposición de interesados espectro en las bandas de 700 MHz, 2,5 GHz y 3,5 GHz. Para ese año, además, las autoridades esperan que el 98 por ciento de la población acceda a servicios de telecomunicaciones y avanzar en verticales como gobierno electrónico y en regulación sobre datos personales, entre otros puntos.

El acuerdo ministerial 012-2022 tiene como tercer artículo la “simplificación de trámites para el otorgamiento de títulos habilitantes para pequeñas prestadores de servicios de Internet en 369 parroquias priorizadas”. Esta es una idea en que la que ya han hecho énfasis las autoridades locales y también una estrategia habitual en Latinoamérica. Brasil, por ejemplo, simplificó acceso a licencias para prestadores que no superen el cinco por ciento del mercado. También en Ecuador se dispondrá de bienes o predios públicos para la instalación de infraestructura, algo similar a lo que ya se ha ejecutado en México.

El país aplicará, además, tarifas sociales y humanitarias en 369 parroquias, además de favorecer allí el despliegue de infraestructura. En este caso, es Argentina el ejemplo más reciente para comparar. En ese país, el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) congeló tarifas por tres meses e instó a los operadores a prestar servicios con tarifa tope disminuida a los usuarios que demuestren dificultades para el pago de servicio. También hubo movimientos de este tipo en México y en Chile se aplicó un plan solidario para garantizar el acceso en contexto de pandemia.

En punto siete de la normativa propone la “simplificación y digitalización de trámites y procesos que permitan importar y homologar equipos de telecomunicaciones” pero después de eso habla de pedidos que se harán a operadores: “otro punto importante se relaciona con el acceso gratuito a plataformas educativas hasta por tres meses”. Será el Ministerio de Educación la entidad facultada para determinar cuáles serán esos sitios. Por último, además, se trabajará en la incorporación de más puntos de acceso gratuito a través de sitios Wi-Fi en todo el país, un punto que también busca agilizarse en Chile a partir de este contexto.

Este contenido es parte de

COVID-19

Y SU IMPACTO EN EL SECTOR DE LAS TELECOMUNICACIONES
DE LATINOAMÉRICA

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.