Claro Argentina: “Estamos pensando en múltiples mecanismos de descargas para los datos”

Fernando Del Río, director comercial de Claro

Hace algunos días, el operador argentino de América Móvil anunciaba una inversión de 400 millones de dólares en Argentina para el año 2013. Según el propio Claro, esa inversión se destinará principalmente a la red de datos. Y en este segmento, el objetivo principal de la empresa es incrementar los accesos de fibra hasta las radiobases existentes. Una inversión que ayudará a ampliar las capacidades actuales pero a la vez será de sumo provecho una vez se liberen las frecuencias para 4G LTE, ya que esta tecnología demandará accesos de fibra en los nodos para ofrecer sus mejores prestaciones.

Fernando del Rio, director comercial de Claro, explicó a TeleSemana.com que “todos los años, para estas fechas, normalmente informamos las inversiones que vamos a hacer el año siguiente. Este año informamos que vamos a invertir el año que viene 400 millones de dólares en Argentina, fundamentalmente para mejorar y potenciar nuestra red de datos, principalmente por el crecimiento de los teléfonos inteligentes y por toda la evolución que está teniendo la telefonía móvil que cada vez requiere más y mejor velocidad de transmisión en Internet”.

Por el peso de los smartphones, fundamentalmente…

Fundamentalmente por el peso de los smartphones, las tabletas, los dispositivos para conectarse a Internet de manera móvil. Eso está haciendo que la necesidad del consumidor de velocidad y estabilidad de datos se vuelva cada vez más importante. Para ello vamos a continuar un proyecto que ya hace unos años estamos trabajando, pero vamos a seguir haciéndolo, de interconectar nuestras antenas con fibra óptica para que la velocidad de transmisión de nuestra red sea muy alta. En ese camino estamos.

La inversión en fibra, normalmente dicen los operadores, es de aproximadamente el 50 por ciento de la inversión total en la red, ¿no?

En este caso no sabría decirte bien, porque las estaciones están instaladas en su mayor parte. Lo que se va a hacer es la manera de interconectarlas a la red, en lugar de usar una conexión de baja capacidad por microondas, ahora va a ser una de alta capacidad por fibra óptica.

¿Cómo se va a distribuir esta inversión a nivel geográfico?

Está distribuida en todas las provincias. Porque, digamos, esto afecta a toda la red en su conjunto, no es que está concentrado en Buenos Aires, por decir un ejemplo. Además vamos a conectar Tierra del Fuego con fibra óptica, vamos a crecer en cantidad de radiobases también… Es un plan completo de inversiones para darle fuerza y capacidad a la red de datos.

¿Cuál es el porcentaje de smartphones en las líneas de Claro?

Creo que el número que da una idea de esto es que el 40 por ciento de nuestros clientes usan datos de manera regular, cotidiana. Es una proporción muy grande de nuestro parque de clientes que nos elige por los datos. Yo creo que la proporción de smartphones sobre los clientes totales debe estar en torno al 30 por ciento. Pero hay muchas otras conexiones de datos que no son smartphones.

Están contemplado algún tipo de despliegue de redes heterogéneas (HetNet) como femtoceldas o picoceldas?

Sí, estamos pensando en múltiples mecanismos de descargas para los datos. O vía Wi-Fi, o a través de celdas internas que permitan descargar dentro de un edificio sin necesidad de utilizar una infraestructura exterior. El menú de opciones es muy variado y se va eligiendo de acuerdo a distintas configuraciones. La posibilidad de descargar datos sobre Wi-Fi es una posibilidad que estamos evaluando y me parece muy interesante para determinado tipo de configuraciones o de locaciones.

¿Esto será a mediano plazo o en el corto plazo?

Podría ser durante el año que viene. Hoy, el punto más importante está en que la red, la autopista, sea más grande. Porque la fuerza que pone un smartphone sobre la red es muy importante. Entonces, si la antena está conectada con baja capacidad, por más que la antena esté y el smartphone esté, la velocidad que va a recibir va a ser baja. Entonces si eso ya está bien descongestionado por un vínculo de alta capacidad, toda la red funciona mejor y el consumidor tiene una experiencia mejor.

Por ejemplo, nosotros en el estadio de Córdoba acabamos de instalar una solución para estadios, para dar cobertura de datos y de voz, con sistemas especiales para poder dar servicio a 30.000 ó 40.000 personas todas juntas. Y son soluciones especiales que estamos instalando, que compramos especialmente para este tipo de configuración o de topología. Para un edificio puede ser una solución de femtoceldas, o para una zona de mucho consumo de datos puede ser una solución de descarga sobre Wi-Fi. Son todas soluciones que evaluamos y analizamos continuamente.

Muchas filiales de América Móvil en Latinoamérica están iniciando al menos con pruebas de LTE. Si bien en Argentina hoy no hay espectro disponible como para un despliegue a gran escala, pero ¿están haciendo pruebas con la tecnología?

Estamos probando, estamos viendo las experiencias de las otras operaciones de la compañía. Y bueno, estamos esperando la definición de cómo se va a dar espectro para ofrecer este servicio de datos de muy alta velocidad. Estamos interesadísimos en hacerlo y sentimos que el consumidor lo va a valorar muchísimo. Así que para nosotros, es un elemento importante para tener en mente. Y en operación.

¿Hay algún acercamiento con el Gobierno para dar una idea de cuándo se podrían habilitar las licencias de espectro para 4G?

Yo no tengo visibilidad de esas fechas. Es un tema permanente de agenda, pero no lo tengo presente.

Uno de los temas que más preocupa hoy a los operadores es el de calidad del servicio. Está el antecedente cercano de Brasil. ¿Cómo se maneja en Argentina y cómo lo ven en Claro? 

Es lo que comentaba antes. Para que los servicios ilimitados funcionen bien, para que el consumidor tenga sensación de velocidad y de continuidad de datos, es importante tener la red preparada para ese tráfico y para eso hacen falta inversiones importantes. El eje es la experiencia del consumidor y la calidad de servicios. Por supuesto, nosotros intentamos proteger nuestra red de usos no razonables para un consumidor normal. Entendemos qué tipo de tráfico tiene, evaluamos usos no razonables, tenemos algunas protecciones para poder hacerlo, en términos de reducción de velocidad cuando se hace un uso inadecuado. Pero sentimos que lo vamos a poder controlar bien y que los servicios ilimitados que estamos ofreciendo, en prepago, pospago o banda ancha móvil va a ser muy valorado por los clientes y por eso estamos enfocando desde ese lugar.

Para poder hacerlo de largo plazo bien, hacen falta inversiones muy fuertes que son las que van a permitir el volumen de datos que estos dispositivos —smartphones, computadoras, tabletas, etcétera— van a necesitar por lo que generan.

A nivel global, en los últimos años se aceleró mucho la importancia del negocio de datos. Hoy para los operadores móviles en América latina esto representa entre un 20 y un 30 por ciento de los ingresos por servicios. ¿Cómo lo ve en Argentina, y en comparación con otros países?

No lo tengo en mente, en Argentina está en esos niveles —entre el 20 y el 30 por ciento—. Todos los servicios de datos, incluyendo SMS, representan un 40 por ciento. La fuerza de los datos es muy grande. Partiendo desde una pieza elemental que es el mensaje de texto. Ya el consumidor elige esa manera de comunicarse. Obviamente hoy aparece también el WhatsApp también como una vía de comunicación de datos, las redes sociales o el correo electrónico. Viene con un crecimiento muy sostenido y a profundizarse.

Servicios como WhatsApp, Netflix y similares, lo que se conoce como proveedores over the top (OTT), establecen un juego complejo de competencia y colaboración con los operadores. ¿Cuál es la visión de Claro en este sentido?

Totalmente. Creo que es una discusión muy grande, a veces sumamente teórica. La realidad es que desde que los smartphones se desarrollaron con tiendas de aplicaciones, y el consumidor es capaz de elegir la aplicación que quiere instalar, la posibilidad que tiene el operador de regular o limitar eso es mínima. En conclusión, el WhatsApp no lo estamos eligiendo nosotros, lo está eligiendo el consumidor. Y podrá hoy ser WhatsApp y mañana será otro. Lo que sí es muy relevante para nosotros, es que para que ese WhatsApp funcione bien, o esa página de Facebook, necesitan mucha capacidad de datos, mucha velocidad y estabilidad, sino la experiencia no es buena. Y ésa es la parte que a nosotros nos toca, de poder ofrecer a los clientes ese tipo de calidad que permite que estas aplicaciones funcionen bien. Hoy es WhatsApp y mañana serán otros, pero la modalidad es la que, creo, llegó para quedarse, y la necesidad de datos de calidad es muy importante, muy valorado por el consumidor, y ya está en un punto en el que empieza a elegir a su compañía por la calidad de datos que le da; entonces ahí es donde creemos que hay un espacio importante para competir y para crecer.

Los cambios de los últimos años en el sector fueron dramáticos, usted mencionaba el tema de las tiendas de aplicaciones. Los operadores en su momento lanzaron tiendas de aplicaciones, ahora empresas como Verizon las están cerrando. En este tiempo hubo operadores que trataron de diferenciarse con diversas estrategias, ya sea como operadores de “alta gama” ofreciendo equipos caros con fuertes subsidios, ahora están comenzando a diferenciarse por calidad… ¿Cómo se compite hoy en telefonía móvil?

Yo diría que la pieza clave, como decía, es la calidad de servicios, datos, voz, SMS. Podés tener tus tiendas de aplicaciones o tus sitios para descargas de contenidos, música, películas, pero es un mercado abierto de muchísimos competidores, donde el mundo de Internet nos pone a todos en un plano de igualdad y finalmente deja al consumidor eligiendo la alternativa que más le conviene. Nosotros tenemos nuestras tiendas de aplicaciones, nuestros beneficios especiales para clientes,  pero por supuesto damos acceso y paso para que otros puedan vender sus productos a través de nuestra red. Creo que el punto central es atraer clientes por la calidad de servicios que ofrecemos y desarrollar relaciones de largo plazo. Y ése es el partido que estamos jugando.

 

Lucas Ledesma es un periodista que cubre el sector de telecomunicaciones y tecnologías de la información desde 2004. Ha trabajado y colaborado en diversos medios digitales e impresos relacionados con estos sectores. En abril de 2007, se unió a Tele-Medios como editor de TeleSemana.com. Su formación académica incluye la licenciatura en Comunicación Social de la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina) y un posgrado en Gestión Estratégica de las Comunicaciones en la Universidad de Belgrano (Ciudad de Buenos Aires, Argentina).

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.