Anatel aprueba nuevas metas de universalización para telefonía fija

El consejo director de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) aprobó finalmente las modificaciones a los contratos de concesión de los servicios de telefonía fija local, telefonía fija interurbana (LDN) y telefonía fija internacional (LDI). El regulador también aprobó modificaciones a las metas de universalización (PGMU, por sus siglas en portugués) de las concesionarias de servicio público Oi, Telefónica (Vivo), Embratel, Sercomtel y Algar hasta 2020. Todavía resta firmar los contratos con las empresas.

Esta decisión es parte de los cambios regulatorios en los que está trabajando el regulador, con miras a fomentar el desarrollo de la banda ancha en el país.  El nuevo PGMU será parte de los contratos de concesión que tendrán vigencia hasta 2025.

La renovación de las metas de universalización tiene como base una caída en los servicios de telefonía fija debido a un menor interés y consumo por parte de los usuarios. De acuerdo con cifras de Anatel al mes de abril de 2017, el país contaba con cerca de 41 millones de líneas fijas, una caída del 3,49 por ciento anual. Telefónica, Oi y América Móvil concentraban el 95 por ciento de las líneas.

En los próximos días deberá publicarse el decreto presidencial sobre el PGMU. Sin embargo, Anatel adelantó algunas de las modificaciones que ha puesto a consideración del Ejecutivo Nacional. Entre otras cuestiones, el regulador propone flexibilizar algunas obligaciones en materia de telefonía pública debido a la caída en el uso de este tipo de servicios.

La propuesta Anatel incluye por ejemplo, que la instalación de teléfonos fijos o públicos en pequeñas localidades sea realizado únicamente a pedido de los usuarios. Además, incorpora plazos para atender este tipo de demandas. En las localidades con más de 300 habitantes, por ejemplo, los pedidos para la instalación de los teléfonos deberán ser atendidos en siete días a partir de la solicitud del consumidor, al menos en el 90 por ciento de los casos. En general, el plazo para la instalación de servicios fijos no podrá superar los 25 días.

La regulación exige que al menos el 10 por ciento de los teléfonos públicos instalados en las localidades estén ubicados en sitios accesibles las 24 horas. Estos terminales, además de llamadas locales, deberán poder ser utilizados para comunicaciones nacionales e internacionales.

Adicionalmente, Anatel mantiene la obligación incluida en 2010 de instalar capacidad de backhaul en las sedes municipales, con el objetivo de que esta infraestructura pueda ser utilizada para acceder a servicios de banda ancha.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.