El fin del roaming no modifica automáticamente el comportamiento de los usuarios

Un año atrás se eliminaban las tarifas de roaming dentro de la Unión Europea, marcando un antecedente para toda la industria. Doce meses después, el 62 por ciento de los europeos conoce los beneficios de la posibilidad de hablar y navegar “como en casa” pero todavía resta trabajo por hacer.

El fin del roaming aparece como una meta de la industria, e incluso se había hablado como objetivo dentro de la máxima asociación de operadores móviles, la GSMA. Su aplicación podría permitir un crecimiento del tráfico y, consecuentemente, de los ingresos de los operadores. Además, la eliminación del “bill shock” y la posibilidad de navegar, hablar y mensajear fuera del país “como si estuviera en casa” permite mejorar la satisfacción del cliente – incluso muchos operadores han iniciado este camino en solitario como una forma de brindar un mejor servicio a su suscriptor y generar una ventaja competitiva en su mercado–.

En Europa, el fin del roaming lleva solo un año, pero su impacto ya comienza a verse. El 46 por ciento de los habitantes europeos dijo haber visitado otro país dentro de la comunidad en los últimos doce meses, aunque eso no significa que hayan aprovechado al máximo la posibilidad que les abre la decisión de eliminar los cargos de itinerancia. El conocimiento de la existencia de una norma que elimina los cargos adicionales por roaming no parece ser suficiente para cambiar el comportamiento del usuario de manera rápida, que probablemente sigan prefiriendo alternativas como Wi-Fi para evitar el bill shock.

La última encuesta realizada por la Unión Europea (UE) señala que cerca del 53 por ciento de los viajantes restringieron el uso del móvil cuando visitaron otro país europeo. La acción más común fue bloquear el roaming de datos en su smartphone (27 por ciento), activar planes de datos especiales para servicios de itinerancia (20 por ciento) o apagar directamente su teléfono móvil (12 por ciento). Sólo un seis por ciento compró una tarjeta SIM de un operador local para utilizar durante el viaje.

Si bien es cierto que más de la mitad de la población todavía siga restringiendo el uso del móvil fuera del país, las cifras se comparan positivamente con el 66 por ciento registrado antes de la eliminación de las tarifas por roaming.

El informe de la UE también demuestra que los usuarios tienden a utilizar menos el dispositivo móvil cuando están en viaje, a pesar de no tener cargos adicionales por roaming. Las cifras, de todas maneras, muestran que la tendencia está cambiando y que, probablemente, en un futuro sean cada vez más frecuentes las respuestas que aseguren tener el mismo comportamiento fuera del país que en el territorio dónde se vive.

El 48 por ciento de los encuestados admitió que hace menos llamadas de voz fuera del país mientras que el 18 por ciento aseguró que directamente no hace ninguna llamada de voz. Sólo el 26 por ciento afirmó mantener la misma frecuencia de llamadas que en su país de origen. El 37 por ciento resaltó que envía menos mensajes de texto y el 14 por ciento afirmó que ni siquiera lo hace dentro o fuera del país.

Un 37 por ciento de los encuestados indicó que accede a Internet móvil de forma menos frecuente cuando viaja a otro país europeo mientras que el 19 por ciento ni siquiera se conecta a la red móvil. Un 34 por ciento aseguró utilizar la red de la misma forma que lo hace en su país.

Tras el fin del roaming, se incrementó en ocho puntos la cantidad de usuarios que indicó utilizar Internet móvil tan frecuentemente como en casa y decreció nueve puntos la cantidad de personas que aseguró no utilizar servicios de datos móviles mientras está de visita en otro Estado europeo.

Los números también muestran que antes del 15 de junio de 2017 –fecha en que se abolieron las tarifas de roaming en Europa–, el 42 por ciento de los viajeros no había utilizado servicios de Internet móvil fuera de su país, mientras que este año sólo el 15 por ciento contestó no haberlo hecho. Según BICS, el tráfico global de roaming LTE se duplicó en 2017 –en parte impulsado por la eliminación de los cargos de itinerancia en Europa–  y se espera ocurra lo mismo para finales de 2018.

La encuesta publicada por la UE parece mostrar que todavía hay usuarios que vacilan al momento de utilizar los servicios móviles fuera del país, pero a medida que ganen confianza y vean que no existe un bill shock, la tendencia será que cada vez más usuarios utilicen servicios móviles fuera de su país de origen.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.