La salida de Porto Seguro de Brasil evidencia los problemas de los MVNOs para mantener sus operaciones

Porto Seguro Conecta obtuvo licencia para operar como MVNO de Brasil en 2011, realizó sus primeras pruebas en 2012 e inició operaciones en 2013. Fue la primera empresa en prestar servicios bajo esa categoría en el mercado local pero ayer, tres de octubre, anunció su decisión de dejar de actuar en el segmento para “concentrarse en otros negocios”.

La decisión debe ser autorizada por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) y el Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade). Cuando reciba luz verde al proceso, hará efectiva la migración de líneas a TIM, con quien la compañía mantenía un contrato para el uso de infraestructura.

La empresa cerró agosto con 735.018 accesos, de los cuales 621.513 eran contabilizados como M2M y el resto correspondía a consumidores finales, indicó el portal Teletime. Este número posicionaba a la empresa con una porción mínima de un mercado brasilero conformado por 234,7 millones de líneas celulares.

El anuncio tiene lugar en un marco complejo para Brasil, que mantiene la tendencia a la baja en el número de suscriptores de televisión paga, telefonía fija y móvil. En agosto, el regulador registró una caída de 7,8 millones de líneas en los últimos doce meses. El segmento “otros”, formado por pequeños proveedores fue, sin embargo, el que más creció para alcanzar una participación del 2,4 por ciento.

También se da en medio de una lucha de los proveedores de pequeño porte para que entre en vigencia el artículo cuarto del Plan General de Metas de Competencia, según el cual se considera de pequeño porte a todo grupo que tenga participación inferior al cinco por ciento del mercado en el que opera. La decisión, que beneficiaría a este tipo de empresas con menos obligaciones regulatorias, está en revisión porque contradice una anterior que ubica bajo ese concepto a las empresas con menos de 500.000 clientes.

En el plano regional, el alejamiento de Porto Seguro vuelve a poner en foco lo difícil que resulta a las empresas funcionar como operadores móviles virtuales en Latinoamérica. Mejorar las condiciones de este tipo de firmas está en el ojo de los reguladores pero, al momento, no resultan suficientes. Parte del problema puede estar en las ventajas que presentan los operadores ya consolidados, la alta penetración móvil o, por qué descartarlo, malas decisiones estratégicas de las empresas que funcionan sobre redes de terceros.

Virgin Mobile aparece como el caso de mayor éxito en esta parte del mundo, con presencia en varios países y participación significativa en el caso de Chile o Colombia. Los malos resultados, sin embargo, lo obligaron a vender su operación en Perú y aclarar que no está en su agenda dejar México, país con más de 15 operadores de este tipo. No es el único caso, Uff Móvil dejó de operar en Colombia y al listado se suma ahora Porto Seguro.

La situación obliga a preguntarse qué ocurrirá primero. ¿Llegará un MVNO a algún mercado de Latinoamérica antes de que otro ya consolidado deba abandonar su operación? Solo el tiempo podrá dar la respuesta.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.