Anatel pone en la compartición de infraestructura la responsabilidad de abaratar la 5G

Casi que como narrador omnisciente, el presidente de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) presentó a los operadores brasileños la historia de la 5G. Leonardo do Morais asumió hace pocas semanas y en una de sus primeras apariciones públicas les explicó a los operadores cuáles son sus deficiencias y posibles salidas para afrontar el costo que demandará la próxima generación. “Necesitarán avanzar mucho en el compartimiento de redes”, señaló.

“Los operadores deberán competir por los usuarios y calidad de servicio y compartir costos, que serán altos”, dijo el máximo representante del regulador en declaraciones tomadas por TeleSintese. Agregó que el formato de Ran Sharing que actualmente existe deberá ser ampliado para todos los elementos de la red, como infraestructura pasiva, torres y sitios. Consideró que será vital si se contempla que las inversiones serán necesarias en un momento en el que el margen de las empresas está cayendo. Seong-hwan kim, del ministerio de Ciencia y TIC de Corea del Sur, advirtió por su parte que el 50 por ciento de los costos para la instalación de nuevas celdas serán gastos en la construcción de backhaul.

La reducción de costos es una idea recurrente en el mercado de las telecomunicaciones y, todo lo mencionado por el titular del regulador brasileño, resulta lógico. Sin embargo, llama un poco la atención que no se haya referido al papel del organismo que lidera en el camino a 5G. Nadie de la industria es ajeno a que el valor del espectro es un ítem fundamental y de los primeros en listado de gastos que produce embarcarse en proyectos de este tipo.

En Brasil la situación todavía tiene pocas certezas, pues el país sigue la tendencia regional y se encuentra en etapa de revisión de las bandas que pondrá a disposición de operadores para 5G. Hasta el momento, la idea que gana es una licitación que incluya distintas bandas, entre ellas el remanente de 700 MHz, el año próximo.

Si se toma el caso de Italia ya hay indicios de que el precio del espectro es un factor condicionante en la compartición de infraestructura de los operadores. Al menos así lo hizo saber Bloomberg, que hizo público un supuesto acuerdo confidencial entre Vodafone y Telecom Italia para construir una red inalámbrica en conjunto y así ahorrar costos y acelerar el despliegue 5G. Según el medio, habrá más novedades sobre el tema en el primer trimestre del año próximo.

Quizás las novedades que llegan desde Europa sirvan como herramienta para que el regulador brasileño se ampare con firmeza en la nueva regulación vigente en materia de espectro y se concentre en metas de cobertura por sobre fines recaudatorios en las próximas subastas, tal como creyó necesario el ex titular del regulador Juárez Quadros. Ese pedido es recurrente por parte de las asociaciones que representan a operadores de cada mercado, en especial en México. A todas luces, la compartición de responsabilidades será tan relevante como la de infraestructura para hacer realidad la 5G.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.