Movistar Play no alcanza para ser optimistas sobre el futuro de Telefónica en México

Mientras América Móvil revisa cada coma de sus documentos para encontrar un argumento más en su defensa por conseguir licencia para dar TV paga en México, la filial de Telefónica encuentra en su OTT la forma de involucrarse en el competitivo negocio local. La empresa española recibió autorización para presentar Movistar Play en el país a partir de este año.

Movistar Play es la plataforma de video en línea que permite a clientes de la compañía acceder a servicios vía streaming: podrán ver canales en vivo, series, películas y contenidos exclusivos de la compañía. Así presenta se presenta el producto en los países donde su OTT ya se encuentra disponible, entre ellos Chile, Colombia, Costa Rica y Perú.

La prestación será posible gracias a que en junio del año pasado entró en vigencia la concesión única otorgada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que permite a Telefónica prestar cualquier servicio de telecomunicaciones, señaló su presidente, Carlos Morales Pauli, al portal local El Financiero.

Las propias autoridades de la firma han admitido que los números en México no son los esperados, lo que trajo consigo rumores de venta que todavía permanecen en el aire. La posibilidad de que se produzca toma algo más fuerza si se tiene en cuenta que la semana pasada cerró la venta de sus filiales en Guatemala y El Salvador a América Móvil.

La llegada de AT&T al mercado local trajo consigo serios inconvenientes a Telefónica en México, que ahora concentra el 21 por ciento de las líneas móviles del país. Tiene 24,6 millones de usuarios, tres veces menos que América Móvil. Mientras tanto, el operador estadounidense ya suma 16,7 millones o lo equivalente al 14 por ciento. El resto queda para más de una docena de MVNOs.

Telefónica intentará, de esta forma, ser parte a su manera de un mercado que también ya parece tener suficientes competidores. Más del 60 por ciento de los abonados de TV en México contratan el servicio a Televisa. El 15 por ciento lo hace a Dish, el 14 por ciento a Megacable y otro tres por ciento a Totalplay. Quizás el porte de estas empresas es la que hizo a Telefónica optar por su OTT en lo que parece un movimiento por mejorar su portafolio más que por luchar por un lugar importante en ese mercado.

La filial mexicana generó a Telefónica unos 867 millones de euros en el tercer trimestre de 2018, 13 por ciento menos que un año atrás. Mientras evalúa cómo lucir más atractivo para eventuales compradores, la empresa presenta un servicio ya probado en otros países para intentar sumar clientes a su base. El lanzamiento se producirá al menos seis años después de que Claro Video llegara a México y con un auge OTT que no permite proyecciones optimistas.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.