Telefónica robustece su portafolio de seguridad para posicionarse en el mundo IoT

De la mano de las oportunidades están los desafíos y Telefónica lo sabe. Internet de las Cosas (IoT) promete elevar a 25.000 millones en número de dispositivos conectados pero, a la vez, hay cuestiones que resolver en aspectos como la seguridad. Por eso, el operador lanzó un nuevo proyecto y mejoró sus acuerdos en la materia para estar a tono con las necesidades que presenta el mercado.

La compañía presentó el programa IoT Cybersecurity Unit con el foco puesto en “aumentar la resilencia del catálogo actual de productos y servicios IoT que ofrece a los clientes y desarrollar nuevas soluciones específicas de seguridad”. Para implementarlas, se apalancará en sus redes celulares y su plataforma global de conectividad gestionada Kite.

Forma parte del catálogo la administración de credenciales seguras para dispositivos y aseguramiento con DNS. También soluciones genéricas de ciberseguridad tales como SandaS para la gestión de capacidades GRC o CyberThreats, para la detección e identificación temprana de amenazas.

Como parte de la iniciativa, la unidad ElevenPaths amplió su acuerdo de colaboración con la firma de analítica Subex, con quien ya ofrecía una solución de gestión de fraude. A ello se agregará ahora soluciones de análisis de tráfico de datos generado por dispositivos con machine learning para la detección de amenazas.

“La ciberseguridad se convirtió en una de las prioridades de las empresas. Existe una cultura incipiente sobre seguridad sensible en procesos, estrategias y métodos desarrollados para minimizar los riesgos y crear valor. La colaboración con Subex supone un paso adelante en nuestra estrategia de ayudar a las empresas a proteger sus inversiones, sus activos y su credibilidad”, dijo el CEO de ElevenPaths, Pedro Pablo Pérez.

Lo señalado por Pérez se condice con la información que presentó hace unos meses Gemalto: el 48 por ciento de las empresas no logran detectar violaciones en los dispositivos. La preocupación llevó a que el ítem seguridad pase a representar del 11 al 13 por ciento del presupuesto para el segmento entre 2017 y 2018. La seguridad es un aspecto “muy considerado” por los usuarios, coincidieron nueve de cada 10 empresas relevadas en el estudio.

La seguridad todavía se mantiene como desafío a superar en IoT por distintas causas, entre ellas porque los fabricantes carecen de expertise en el campo, las interfaces de los programas no están protegidos, se priorizan otras cualidades en el desarrollo, no se generan pruebas de verificación y las normas que rigen son contradictorias, explicó DigiCert en el IoT Day que se celebró en Argentina.

Parte del desafío de los operadores en IoT es encontrar su lugar en el ecosistema, pues se espera que la conectividad solo represente el cinco por ciento de los ingresos provenientes de ese mercado para 2025. La seguridad se presenta como una alternativa para ganar espacio y colocarse en un mejor lugar dentro de la cadena de valor, que estará conformada por actores de múltiples verticales.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.