Anatel confirma que 2,3 GHz y 3,5 GHz serán utilizadas para 5G en Brasil

La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) deliberó el destino y regulación sobre las condiciones de uso de las bandas de 2,3 GHz y 3,5 GHz en Brasil, que “serán fundamentales para la implementación de tecnología de quinta generación”. Así, a pesar de las dudas que surgieron en el camino, las porciones serán incluidas como parte de la próxima licitación múltiple que el país prepara para marzo del año próximo. La decisión se tomó luego de una consulta pública abierta sobre el tema.

“Esto se suma a la consolidación de un nuevo modelo de gestión de espectro que prevé más flexibilidad en el establecimiento de requisitos técnicos y el estímulo de uso eficiente de espectro”, agregó el consejero Emmanoel Campelo. En debates sobre el tema, la entidad dejó entrever que esta licitación no tendrá objetivos recaudatorios pero los operadores no tienen del todo claro qué significa esto. De cumplirse la promesa será buena noticia si se contempla que en países con economías emergentes el espectro es tres veces más caro que en países desarrollados, según la GSMA.

La banda de 3,5 GHz tuvo ciertas cuestiones técnicas a resolver, ya que el espectro está ocupado por receptores de televisión abierta satelital. El problema, según surgió de los debates, radicaba en que buena parte de quienes reciben estos servicios no están debidamente identificados. Sin embargo, el regulador tiene claro que la decisión “no perjudicará el funcionamiento de señales de televisión”, según aclaró en un comunicado en el que dijo que se evaluó el impacto.

Las dudas sobre la banda de 2,3 GHz se profundizaron cuando Anatel negó que fuera usarse para 5G horas después de haber dicho exactamente lo contrario. Esto generó fuertes críticas en su contra. SindiTelebrasil, por ejemplo, señaló que “la hipótesis de destinar la banda para servicios restringidos genera una reducción en la disponibilidad de espectro de interés colectivo”. En igual sentido se pronunciaron algunos operadores como Vivo y Claro. Su queja fue oída y finalmente esa porción será parte de la próxima licitación.

Aunque todavía no es oficial, se prevé que se ponga a disposición de interesados el espectro remanente de la licitación de 700 MHz, 100 MHz en 2,3 GHz y y 300 MHz en 3,5 GHz, el 33 por ciento más de lo previsto inicialmente en el último caso. Todavía no está definido en cuántos bloques se dividirá cada banda ni otros pormenores que son el próximo paso que prevé definir el regulador en su calendario de actividades. Lo que sí está definido es que será en, como máximo, 10 meses.

Brasil es solo uno de los países de Latinoamérica que alista su hoja de ruta para 5G, tal como lo hizo Chile o México. Mientras algunos todavía trabajan en el reordenamiento de espectro otros, como Uruguay, ya han presentado el lanzamiento comercial de 5G aunque dejando claro que un alcance masivo podría demorar como mínimo cinco años. El país más grande de Sudamérica es uno de los candidatos en liderar el camino regional hacia la quinta generación, tanto en despliegue como en adopción, y prepara su licitación para estar a tono con las expectativas.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.