La Red Compartida cubre al 42% de los mexicanos mientras se debaten los parámetros para medir su éxito

Altán Redes anunció que la Red Compartida ya llega a más de 47 millones de personas, lo equivalente al 42 por ciento de la población mexicana. El ejecutor del proyecto público-privado volvió a indicar que cumplirá antes de lo esperado algunas de las metas planteadas en el documento, que en las últimas semanas  fue eje de discusiones. ¿Cómo se mide el éxito de la red mayorista sobre 700 MHz?

La empresa inició operación comercial en nuevos mercados del norte, puntualmente en Tampico, Torreón y Cualiacán. En conjunto cubre con ello a más de 2,4 millones mexicanos. “El 20,2 por ciento del total cubierto en los tres estados, unas 500.000 personas, se ubica en poblaciones de menos de 10.000 habitantes”, indicó en un comunicado en el que valoró que ese porcentaje es más de cinco puntos mayor que el compromiso adquirido.

La Red Compartida inició operaciones en marzo de 2018 y suma a cada rato un nuevos clientes, entre los que aparecen empresas como Telefónica, Dish y Televisa. Se presenta, entre varias opciones, como un socio posible para quien quiera agregar el servicio móvil a su portafolio como MVNO local. Altán Redes es el consorcio que se ocupa de su ejecución en un proyecto para el que se invertirán unos 7.500 millones de dólares.

Para su inauguración la red mayorista debía alcanzar al 32 por ciento de la población pero para entonces ya estaba por encima del 36 por ciento. También la expectativa es llegar antes de enero de 2020, fecha tope para ese hito, al 50 por ciento de la población mexicana. En 2021 debería alcanzarse al 70 por ciento, un año después el 85 por ciento, en 2023 al 88,6 por ciento y a enero de 2024 debería estar cumplido su objetivo final: el 92,2 por ciento de la población o lo equivalente a 103,5 millones de personas alcanzadas.

En paralelo, cada fecha planteada en el cronograma habla de obligaciones respecto de la población rural. Deben cubrirse para 2024 a 14,5 millones de personas que habitan zonas de este tipo, a lo que se suma el compromiso de llegar a 111 pueblos mágicos (sitios turísticos preestablecidos) para 2022. Al 31 de agosto se han alcanzado “3.200 localidades de alta y muy alta marginación” y 39 pueblos mágicos, señaló la firma.

Hasta acá parece no haber mayores dudas pero ya desde hace tiempo empezaron las quejas acerca de si la Red Compartida funciona o no a favor de los objetivos que persigue. Altán Redes no parece más que un afectado indirecto de estas críticas, porque la empresa ha cumplido con las metas establecidas en el plan inicial. Sin embargo, los reclamos han hecho su parte para que la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) señalara hace unas semanas que efectivamente analiza “la posibilidad de modificar el despliegue”.

La Red Compartida fue creada con tres metas fundamentales: mayor cobertura, mejores precios y más calidad en los servicios. Basándose en ellos es que Carlos Slim considera que no puede hablarse de éxito en el proyecto. El máximo representante de América Móvil  cuestionó que el Estado haya otorgado 90 MHz (de espectro en la banda de 700 MHz) y beneficios impositivos y regulatorios a una empresa que, a su juicio, no pudo expandir su cobertura propia más allá de lo que ya han conseguido las empresas minoristas.

Quizás en respuesta a estas críticas es que la SCT habló de posibles cambios de forma más que de fondo en el documento firmado con Altán Redes. El titular del organismo, Javier Jimenéz Espriú, dijo que la revisión respondía a que más allá de sumar servicios a los que ya los tienen, podría buscarse celeridad en ítems que permitan conectar a los desconectados. La situación todavía está en duda pero hay consenso en los analistas que cualquier modificación contractual podría alterar el plan de negocios del consorcio a cargo.

En este contexto, mientras está en el aire el debate sobre si la red cumple o no con los objetivos para los que fue creada, Altán se ocupa de mostrarse activo y respaldar con todas las herramientas posibles que está cumpliendo con lo previsto en tiempo y forma. Esta parte no parece  estar en duda pero todo el resto agrega signos de pregunta al futuro de este proyecto que para sus propulsores es el más grande en la historia de las telecomunicaciones de México.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.