Ultravisión traspasó concesiones de espectro a Telcel en 2,5 GHz

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) autorizó el traspaso de títulos de concesión de espectro y otros papeles en la banda de 2,5 GHz de Ultravisión a Radiomóvil Dipsa S.A (Telcel). El regulador determinó que la operación no genera riesgos para la competencia en ninguno de los mercados y tampoco se constituye como barrera para que otras empresas puedan conseguir más espectro para sus operaciones. La decisión contó con el visto bueno de los siete comisionados del pleno de la entidad.

El operador líder del mercado mexicano se hace así de derechos y obligaciones para explotar las bandas de frecuencias en cuestión, que usará para servicios de telecomunicaciones de nueva generación. Ultranet, marca comercial de Ultravisión, en tanto, seguirá operando y hasta aumentará su cobertura, pues el movimiento responde solo a un reacomodamiento; tiene otros títulos que le permiten seguir activo. Ahora brinda servicios en Puebla, Atilxco, Aguascalientes, Morelia y Toluca, refirió el portal local El Economista, aunque con participación mínima.

Telcel buscó desde 2016 la forma de acceder a la banda de 2,5 GHz y llevar a cabo desde allí una estrategia con nuevos planes principalmente en áreas urbanas. Poco tiempo después encontró respaldo en la operación con MVS Comunicaciones, a la que le pagó algo más de 5.300 millones de pesos (hoy 271,4 millones de dólares) por 60 MHz regionales. El proceso se dio luego de que el regulador anunciara que los tenedores de espectro en 2,5 GHz que no utilicen esa banda para servicios de banda ancha móvil perderían su concesión.

Por lo anterior, de hecho, algunos concesionarios de la banda de 2,5 GHz perdieron sus derechos de explotación, entre ellos Tele Comarca y Telefutura. Esas frecuencias regionales disponibles a partir de la decisión del IFT se pondrán a disposición de interesados en la próxima licitación de espectro que prepara el regulador para fin de año, en la que también se espera asignar un bloque nacional en AWS. Ultravisión, en tanto, devolvió 130 MHz y se quedó con 60 MHz, que son los que ahora pasaron a manos de Telcel. Para mantenerlos presentó por entonces su servicio de banda ancha inalámbrica sobre LTE.

Con las frecuencias obtenidas por parte de Ultravisión, Telcel pasa de un acumulado de 29,7 por ciento de todo el espectro disponible para servicios móviles al 30,8 por ciento. Es decir, la operación generó una acumulación espectral de apenas un punto porcentual. Este fue otro de los ítems que tuvo en cuenta el IFT para aprobar el movimiento. AT&T se mantiene, entonces, como el principal tenedor de espectro en México, con un 33,6 por ciento del total, mientras que cierra el podio Movistar, con el 17,3 por ciento.

En materia de usuarios o ingresos no hubo nada que revisar pues la empresa que cedió las concesiones actualmente no hacía uso del activo en cuestión. “A pesar de que Telcel es el operador con mayor posición del mercado en los mercados relevantes no se incrementa su posicionamiento”, resolvió la entidad. Añadió que previo a la operación, igualmente, el interesado debió acreditar una serie de requisitos, que fueron revisados y se comprobó cumplimiento en todos los casos.

Tanto AT&T como Telefónica cuentan con espectro en 2,5 GHz, de hecho ambas se quedaron con bloques en esa banda en la última licitación que se llevó a cabo en México. La primera se hizo de 80 MHz y la segunda de 40 MHz de los 120 MHz repartidos. Telcel no participó de esa disputa y, como consecuencia, cedió el primer lugar que ostentaba como mayor tenedor de espectro para servicios móviles del país. Dejó su espacio a AT&T, como ya se dijo, operador que se ubica tercero en market share de telefonía celular.

Todo esto se da en un contexto álgido de las telecomunicaciones en México. A la licitación que el regulador prevé completar en los próximos meses se agrega que está pautada para 2020 que termine la segunda revisión bianual de medidas asimétricas por preponderancia, que involucra a las filiales locales de América Móvil en materia de telecomunicaciones. Mientras Carlos Slim pide entrar a jugar en TV paga dando por hecho que no permitírselo lo pone en situación vulnerable frente al resto, sus competidores solicitan que se endurezcan las reglas contra el dominante por considerar que lo impuesto hasta ahora fue insuficiente.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.