WBA y LoRaWAN Alliance exploran sinergias para despliegue de redes IoT híbridas

Wi-Fi cumplió 20 años y, lejos de ser una tecnología obsoleta, está más presente que nunca. Su liderazgo en interiores, parques y espacios públicos no parece que vaya a cambiar en el futuro y su nueva generación, Wi-Fi 6, tiene buenas perspectivas de desarrollo —y además es el favorito de Apple—. De acuerdo con datos de Wireless Broadband Alliance (WBA), Wi-Fi fue el responsable del 67 por ciento del tráfico móvil de los Estados Unidos, y del 83 por ciento en Japón.

Con estos antecedentes, Wi-Fi se propone conquistar IoT. Y, para ello, busca el apoyo de LoRaWAN, una tecnología de conectividad que ya ha excedido las 100 redes activas en 51 países alrededor del mundo.

Existen distintas alternativas para IoT. Por un lado, están las redes elegidas por los operadores móviles, sobre espectro licenciado y bajo el paraguas del 3GPP. Estas son LTE-M, NB-IoT, 2G, 3G, 4G y, obviamente, la próxima generación móvil, la 5G. Algunas de estas tecnologías podrían ser desarrolladas por operadores que no provengan tradicionalmente del mundo móvil, creando redes privadas con LTE LAA o MulteFire.

Del otro lado, aparecen alternativas en espectro sin licencia como LoRaWAN o las redes privadas Sigfox, que están siendo usualmente desarrolladas por proveedores que no provienen del mundo móvil. En algunos casos, son, justamente, los mismos proveedores que venían desplegando Wi-Fi para las necesidades de conectividad de sus clientes.

La visión de Wi-Fi es que las redes se conviertan en híbridas y heterogéneas (HetNet) y por ello es que pone tanto esfuerzo en “cerrar la grieta” —si es que esa grita alguna vez existió— entre las tecnologías móviles y aquellas que utilizan espectro sin licencia. Las diferentes organizaciones ya están trabajando en cómo generar sinergias entre 5G y Wi-Fi de cara a un mundo en el que predominarán los objetos conectados.

Bajo esta visión es que WBA y LoRaWAN Alliance su unieron para empezar a pensar cómo ambas tecnologías pueden integrarse para soportar las aplicaciones IoT.

“Las aplicaciones de IoT masivo son menos sensitivas a latencia y tienen pocos requerimientos de ancho de banda pero requieren un volumen alto de dispositivos de bajo consumo de energía y a bajo costo, que pueden ser alcanzados con redes Wi-Fi”. La cita, que corresponde a la información de prensa enviada por ambas compañías, demuestra que Wi-Fi se apoya en su gran predominancia en dispositivos para atraer a aquellas tecnologías que se ocupan más de la conectividad de largo alcance.

El reporte publicado por WBA y LoRaWAN Alliance indica algunos casos de uso en el que la complementariedad entre Wi-Fi y LoRaWAN hace sentido. Por ejemplo, señala casos de uso en edificios y hoteles inteligentes, dónde ambas tecnologías ya tienen presencia. En el caso de Wi-Fi se ha desplegado para ofrecer servicios de banda ancha de alta velocidad y conectar videocámaras mientras que LoRaWAN se aprovechó para conectar sensores como detectores de humo o vehículos.

Lo mismo ocurre en el hogar conectado donde Wi-Fi tiene un protagonismo indiscutido. LoRaWAN, en tanto, está aprovechado —también— para conectar sensores como control de acceso. El reporte recomienda desplegar picoceldas LoRaWAN y aprovechar el set-top-box del usuario para un backhaul Wi-Fi con el objetivo de extender la cobertura de los servicios al hogar en el barrio. Estas redes IoT en el barrio podrían ofrecer nuevos servicios de geolocalización y, al mismo tiempo, servir como backbone de servicios bajo demanda —la idea no es nueva y nos recuerda a los desarrollos de Wi-Fi comunitario aunque, esta vez, pensado específicamente para IoT—.

Estos dos casos son algunos de los que identifica el reporte, que también menciona a ciudades inteligentes, automotores y transporte como espacios a explorar. La oportunidad, aseguran, es aprovechar los puntos de acceso Wi-Fi ya instalados para desplegar gateways LoRaWAN. “La reducción de costos y la eficiencia operativa al desplegar ambas tecnologías en conjunto es obvia”, indica el estudio.

El reporte es promovido por WBA y LoRa Alliance, pero tiene el soporte de algunos proveedores de telecomunicaciones. Por supuesto, los más interesados en este proyecto —y que participan del reporte— son los operadores de red fijas, como BT o Charter Communications, pero también tiene el apoyo de compañías convergentes como Orange.

“Ninguna tecnología va a poder soportar los miles de millones de casos de uso de IoT”, señaló Donna Moore, presidente de LoRa Alliance, siguiendo la visión de HetNet de Wi-Fi. Por eso, la apuesta es a redes y dispositivos que integren ambas tecnologías con el objetivo de utilizar una o la otra, dependiendo de la necesidad.

“Esperamos que el despliegue simultáneo de Wi-Fi y LoRaWAN para IoT tenga grandes beneficios. Ambas tecnologías tienen una fuerte historia de sucesos y una hoja de ruta a largo plazo para soportar el mundo 5G del futuro”, señala el reporte. El uso de la palabra 5G no es casual en un reporte que cierra con un llamado a mayor colaboración.

Las organizaciones señalan que la tecnología móvil tendrá un rol importante en las sociedades futuras. “5G es la primera versión de las especificaciones 3GPP que abre el estándar a cualquier tipo de tecnología de comunicación: móvil, alámbrico, inalámbrico fijo, satélite, sobre espectro licenciado y no licenciado como Wi-Fi y LoRaWAN”, remarcó, lo que abre la puerta a aprovechar las tecnologías que más se acomodan a las necesidades, en vez de estar intentando soportar todas las aplicaciones bajo un único paraguas. “En algunos casos, 5G será simplemente demasiado”, indica.

LoRaWAN y Wi-Fi cubre gran cantidad de casos de uso complementarios en cada segmento de mercado: banda ancha mejorada, comunicación de misión crítica y IoT masivo. Wi-Fi ya está siendo utilizado en combinación con 4G y ahora queda de parte de LoRaWAN que siga la ruta de su par. “LoRa Alliance y WBA tienen la oportunidad de presentar una visión sincronizada al 3GPP o, al menos, entregar información de valor”. El informe concluye con un llamado a dejar de oponer el espectro licenciado con el no licenciado, ¿estaremos en la puerta a una mayor integración?

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.