La operación mexicana siguió arrojando pérdidas para AT&T en 2019

AT&T presentó los resultados correspondientes al último trimestre de 2019 y despejó dudas sobre lo que ya se suponía: todavía no pudo cumplir con la promesa de que su operación en México arrojará números positivos. A pesar de que mejoró en el ítem Ebitda, en facturación y en cantidad de suscriptores, el mercado local le significó otra vez pérdida. Las cifras dan, sin embargo, algunas luces de optimismo sobre la permanencia de la compañía en el país.

El resultado de la operación en México fue negativo en 127 millones de dólares, lo que significa que una mejora del 60 por ciento frente a lo registrado en igual período anterior. El Ebitda local fue positivo por primera vez al ubicarse en tres millones de dólares. La facturación creció 0,9 por ciento hasta 776 millones de dólares como consecuencia de una mejora en los ingresos por servicios que se vio parcialmente eclipsada por menos ventas de equipos.

En términos de usuarios, agregó 540.000 en los últimos 12 meses. Esto es resultado de 736.000 altas netas en prepago y 249.000 bajas en el segmento pospago más algunos 53.000 clientes reincorporados a la base. Con esto alcanzó un total de 19,2 millones de usuarios móviles en México, que lo ubican en tercera posición entre los operadores locales, detrás de América Móvil (75,4 millones) y Telefónica (25,9 millones).

El resto de los ingresos de la región vinieron de la mano de VRIO, la filial de AT&T que concentra las operaciones de Directv en Latinoamérica. Esta operación generó una facturación de 982 millones de dólares, 8,6 por ciento menos que hace un año, lo que la compañía atribuye principalmente a cuestiones del tipo de cambio. Agregó en el último año a este segmento unos 25.000 clientes para terminar el año con 13,3 millones de abonados.

En el cuarto trimestre de 2019 la operación global de AT&T arrojó ganancias neta por 2.704 millones de dólares, cifra 47 por ciento inferior a la informada un año atrás. Los ingresos cayeron 2,4 por ciento interanual hasta 46.821 millones de dólares como consecuencia de una caída en casi todos los ítems posibles. La mayoría de las ventas fue generada por el segmento movilidad, responsable de casi el 40 por ciento del total.

Las dudas respecto del futuro de AT&T en México responden principalmente a la necesidad de la empresa de mejorar su situación financiera, pues aunque se redujo casi 10 por ciento en el año su deuda aún se ubica en 151.700 millones de dólares. Latinoamérica todavía no aporta de buena forma a sus finanzas pero todas las cifras en México mostraron mejora interanual: ¿Será suficiente para que la compañía siga apostando al mercado local? Por ahora, en boca de sus autoridades, seguirá compitiendo a pesar de problemas propios y de contexto, como las dificultades para competir con América Móvil.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.