Covid-19 destapa debilidades en redes hogareñas: poca cobertura, equipos y estándares Wi-Fi desactualizados

La pandemia por el nuevo coronavirus, que obligó a gran parte de la población mundial a permanecer en sus hogares, puso a las redes de telecomunicaciones en aprietos. A mediados de marzo, cuando en España y América Latina se avanzaba con el aislamiento social, el tráfico se disparaba entre un 30 y un 40 por ciento, dependiendo el mercado. Los operadores y reguladores abogaban por un uso racional de la red y los OTTs anunciaban medidas para reducir el bitrate, con el objetivo de reducir el impacto en el tráfico. Mientras tanto, las redes sociales se llenaban de consultas y preocupaciones sobre si era posible que haya un colapso en la red.

El fantasma de una caída en los servicios de Internet empezó a disiparse a medida que pasaron los días. Es que, tras el salto inicial, el tráfico se mantuvo en un 25 o 30 por ciento por encima de febrero. Lo que cambiaron son los picos y ahora hay tráfico hasta la una o dos de la mañana, explicaron quienes llevan las redes en Argentina en un evento virtual realizado por ConverCom. El tráfico de Netflix, en tanto, se mantuvo casi igual que previo a la cuarentena porque, si bien creció el uso de este servicio de streaming, la baja del bitrate compensó el incremento.

Las redes de telecomunicaciones, aseguran quienes están día a día operándolas, están dimensionadas para 12 a 16 meses por lo que un incremento rápido del tráfico no fue un problema. “Para la pandemia, realmente, no hicimos nada”, explicaba Adrián Di Meo, el director de Tecnología de Telefónica de Argentina, mostrando confianza sobre la preparación de su infraestructura para atender los picos de tráfico. El problema, por supuesto, era si el crecimiento inicial se repetía en los días subsiguientes, poniendo en jaque a la infraestructura. Pero eso no sucedió y los operadores pudieron respirar tranquilos.

La situación de Argentina se replica en casi todos los mercados. En general, no han existido reportes de una saturación de las redes. El acuerdo firmado entre los operadores mayoristas argentinos para desviar tráfico, por ejemplo, todavía no necesitó ser ejecutado porque todos pudieron responder al incremento del consumo. Y algunas otras medidas mucho menos populares como una priorización del tráfico —que en algunos países se analizó— tampoco necesitaron ser implementadas.

Aunque sí hubo un cuello de botella en la red: el hogar. Justamente, mientras se espera una evolución hacia el hogar inteligente, los expertos señalaron que los equipos en casa del cliente no estaban preparados para un incremento en la cantidad de dispositivos conectados simultáneamente. “El impacto del Covid-19 en la infraestructura Wi-Fi ha demostrado que la infraestructura existente es inadecuada”, apuntaba ABI Research. Si bien este cuello de botella no provoca una caída del servicio, sí se transforma en una baja en la velocidad de Internet —Ookla ya reporta una caída en los índices de velocidad de Internet de los mercados alrededor del mundo— y, en consecuencia, de la experiencia del usuario.

La consultora explica que la red hogareña no estaba preparada para soportar el crecimiento del 80 por ciento en tráfico de subida que el coronavirus provocó. “Muchos usuarios todavía utilizan equipos Wi-Fi desactualizados, con estándares de legado como 802.11n”, apuntaba la consultora —y esto es, posiblemente, aún peor en países menos desarrollados—. Tampoco está extendido el uso de redes mesh al interior del hogar, lo que se traduce en problemas de cobertura al interior de las paredes. ABI Research asegura que a partir de la pandemia, las redes mesh tendrán una renovación en el interés de los consumidores y los operadores.

En Estados Unidos, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) liberó espectro sin licencia para Wi-Fi 6 a principios de abril. Si bien formaba parte del programa de la FCC, el momento fue el adecuado ya que permitió avanzar con una tecnología que es mucho más eficiente y ha sido diseñada específicamente para soportar mayor cantidad de dispositivos.

Algunos esperan que decisiones similares se tomen en Latinoamérica, aunque habrá que ver si los equipamientos de casa de cliente están disponibles, especialmente en mercados que tienen las fronteras cerradas por la emergencia sanitaria y que, todavía, no han abierto la importación y exportación de equipos de telecomunicaciones. Además, hay que ver si los operadores fijos tendrán la capacidad de invertir y renovar los equipos que han instalado en las casas de clientes. En el corto plazo, incluso, las medidas sanitarias para garantizar la salud de la población impiden que los técnicos de las empresas de telecomunicaciones accedan al domicilio de los usuarios para hacer recambio de equipos.

Lo que el coronavirus logró en tiempo récord es poner de manifiesto aquellos eslabones más débiles en las redes de telecomunicaciones. Muchos operadores fijos confiaban todavía en equipamiento de legado para servir a sus clientes, lo que se tradujo en deficiencias en la experiencia del usuario ni bien se incrementó la demanda. La experiencia hasta el momento muestra que las redes de telecomunicaciones, en su conjunto, podrán soportar el incremento de tráfico por la pandemia. Sin embargo, dónde aparecieron los problemas es dónde los operadores tendrán que poner especial atención para que en el mediano a corto plazo no se convierta en un mal mayor. Luego de la pandemia, hay quienes predicen que la migración a Wi-Fi 6 podría acelerarse.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

2 Comentarios

  1. Avatar

    Excelente artículo, felicitaciones. Deja luces de nuevas oportunidades en cada latitud.

    • Leticia Pautasio

      Muchas gracias por tu comentario. Sí, hay muchas oportunidades y puntos dónde mejorar que salen a la luz por el coronavirus. Es bueno entenderlos para prepararse para lo que se viene.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.