Banda ancha móvil supera a la fija en conexiones y asequibilidad

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) confirmó que la banda ancha es, y seguirá siendo, predominantemente móvil. El organismo de las Naciones Unidas indicó que el número de suscripciones de banda ancha a través de tecnologías móviles crece a un ritmo del 20 por ciento anual, mientras que las líneas de banda ancha fija lo hacen a un ritmo mucho más lento: nueve por ciento anual.

Esta diferencia en el comportamiento no se explica solo por cobertura y disponibilidad, sino que tiene una base económica. Al igual que se observaba en el último informe publicado en 2016, el precio promedio de los servicios de banda ancha fija es mucho mayor al de banda ancha móvil. A nivel mundial, la banda ancha móvil alcanza un precio promedio de 28,6 dólares, mientras que la banda ancha fija se ubica en 53 dólares. En países desarrollados la brecha entre el precio de un servicio y otro se acorta mientras que en los países menos desarrollados se expande y llega hasta los 66 dólares.

Medido en términos de porcentaje sobre la renta nacional bruta per cápita, la banda ancha móvil se acerca a la meta propuesta por la UIT, del cinco por ciento. El promedio a nivel mundial ya se encuentra por debajo de éste —4,3 por ciento—, impulsado por la caída de precios en todos los mercados. Todavía queda trabajar en la reducción de precios de banda ancha móvil en países menos desarrollados —donde la cifra alcanza el 14 por ciento— y en mercados en vía de desarrollo, que han cerrado 2016 con un promedio del seis por ciento.

UIT estima que a finales de 2017 la banda ancha móvil superará las 4.200 millones de suscripciones a nivel global. Sólo en América, el total de líneas de banda ancha móvil llegaría a 867 millones a diciembre de este año. Esto significaría una penetración del 86 por ciento sobre población, un crecimiento de 3,6 puntos porcentuales con respecto del año anterior.

Un dato interesante del reporte es que mientras la banda ancha móvil llega a casi el 100 por ciento de la población en países desarrollados, en países en vías de desarrollo apenas supera el 40 por ciento. En los países menos desarrollados —que son los que más crecen en términos de suscripciones—, en tanto, la penetración apenas traspasa el 20 por ciento de la población. Esto permite concluir que el mercado seguirá, al menos por algunos años más, alimentándose de la inclusión de nuevas suscripciones en países emergentes.

Las cifras de banda ancha móvil contrastan con las de banda ancha fija, cuya penetración mundial promedio no llega al 30 por ciento de la población —es cierto que, al ser una conexión fija, quizás lo real sería medir las suscripciones en relación al número de hogares en vez de la población en general—. Aún así, los números de UIT demuestran que el mercado fijo está mucho menos desarrollado que el móvil. A finales de 2017, UIT prevé que el número de conexiones de banda ancha fija llegue a unos 979 millones alrededor del globo, cifra similar a la cantidad de líneas de telefonía fija previstas para el cierre del año —972 millones—.

Lo que sí está logrando la banda ancha fija es impulsar el promedio de velocidad de conexión gracias a la instalación de fibra óptica al hogar en países desarrollados. Al cierre de 2016, el 24 por ciento de la población en países desarrollados tenía una conexión superior a los 10 Mbps. En países en vía de desarrollo, en tanto, ese porcentaje caía hasta el 6,1 por ciento. China se lleva el 80 por ciento de las conexiones rápidas entre los países en vías de desarrollo.

La proporción de suscripciones de banda ancha a través de fibra óptica (FTTH) cada 100 habitantes en países desarrollados es el doble de la cifra alcanzada en países en vía de desarrollo. Los mercados maduros tienen hasta 10 veces más conexiones de fibra que los países menos desarrollados.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.