Latinoamérica pone a rodar métodos alternativos para evitar imposición de multas

Las multas han demostrado ser poco efectivas. Hay argumentos suficientes para suponer que más o peores sanciones no generarían una respuesta distinta de empresas que parecen estar más dispuestas a pagar que a corregir. A veces un estudio de abogados pone en jaque los argumentos de las autoridades y en ocasiones alcanza con utilizar vericuetos legales para estirar como chicle cada proceso hasta volverlo prácticamente obsoleto. El contexto da pistas de que es momento de buscar alternativas y algunos reguladores están dispuestos a seguirlas.

El Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) cambió disposiciones de la Ley Federal de Competencia Económica para permitir la dispensa o reducción de multas por prácticas monopólicas. Esto quiere decir que, cumpliendo plazos establecidos, los actores de dichos mercados podrán disminuir o hasta dejar sin efecto las posibles sanciones que surjan como consecuencia de acciones consideradas ilegítimas.

El solicitante podrá comprometerse a suspender, suprimir o corregir la práctica o concentración correspondiente antes de que se emita el dictamen que evalúe su responsabilidad. Deberá presentar información de los medios que utilizará, tiempos y elementos que acrediten que la propuesta presentada es jurídica y económicamente viable, indica el documento publicado en el Diario Oficial de la Federación.

De la investigación de las autoridades surgirá la decisión de desechar o tomar como válida la solicitud de quien la presente y a partir de ello se continuará o no con el proceso de sanción. La nueva legislación incluso podrá aplicarse en los casos donde la discusión inicie a partir de una denuncia. Cuando esto suceda, bastará con notificar al querellante y darle posibilidad de presentar más pruebas contra quien ahora se defiende.

La decisión de México, por ahora, solo aplicará ante supuestas prácticas monopólicas. Pero el país no es el único de la región que apunta a cambiar lo que hasta el momento no ha funcionado. Recientemente Brasil puso a consulta un proyecto por el que buscará emplear regulación responsiva, que se enfoque en la capacidad de respuesta y fomente el diálogo. De aplicarse, la sanción ante prácticas ilegítimas se aplicará solo en última  instancia o cuando exista advertencia previa o reincidencia.

Con los usuarios golpeando cada vez más fuerte sus manos en señal de protesta por servicios deficientes, problemas en la facturación o demora en los tiempos de respuesta ante fallas, la región se debe charlas para encontrar métodos eficientes que den como resultado mejores prácticas por parte de los operadores. El diálogo y las instancias previas aparecen en la escena y su aplicación en algunos mercados servirá como piloto para evaluar su impacto. Replicar será una opción, o debe serla, si vale la pena.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.