La telefonía fija no seduce ni en combo: Brasil registra la peor cifra de la década

El primer registro de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) en telefonía fija es de mediados de 2007, cuando había 37,9 millones de líneas en funcionamiento. El número fue en ascenso hasta 2015 y desde entonces cayó abruptamente. La última variación interanual, con cierre a marzo, fue negativa en 6,5 por ciento y arrojó la peor cifra de todas: 36,5 millones de líneas. En Brasil hay 2,5 millones de usuarios menos que hace un año y 1,4 millones menos que hace 12 años.

Es cierto que a los operadores locales los aquejan más otros males, como la caída en el servicio de televisión paga tras la irrupción de plataformas OTT o bien la reducción de usuarios en el segmento móvil, aunque en este caso la mayoría prefiere hablar de una limpieza o movimientos a favor de mantener una base de clientes más conveniente para sus bolsillos. Sin embargo, en telefonía fija no parece haber demasiada ciencia: la caída es producto de una migración hacia el móvil que hizo que el teléfono fijo, de a poco, deje de usarse.

La tendencia ya llevó a empresas a ponerle fin a la comercialización del servicio, como el caso de Orange, que dejará de ofertarlo en el Caribe en 2020 replicando la decisión que ya puso en marcha en Francia desde el año pasado. El debate de cuándo hacerlo puede emparentarse con el apagón 2G y pasa por qué hacer con quienes siguen usándolo. En ambos casos una posible solución para reducir el impacto es favorecer la migración a telefonía móvil con planes de adopción a precios asequibles.

Si Brasil no hace nada al respecto, la tendencia marca que será en 14 años y medio cuando ya no quede ni un usuario de telefonía fija en servicio. El tiempo se acelerará como en las películas si alguno de las empresas sigue la decisión de Orange o si el regulador toma cartas en el asunto con regulaciones que cambien el rumbo de las cosas. Si nada se hace, podría ocurrir en 2033. Para entonces, quizás, los autos ya sean realmente autónomos o las ciudades de Latinoamérica hayan hecho crecer su economía con la fuerza de la tecnología.

Los tres operadores con mayor cantidad de usuarios brindan un total de siete planes con telefonía fija single play. Los precios varían entre 20 y 70 reales (entre cinco y 17,6 reales) con prestaciones ilimitadas. Algunos incluyen solo llamadas locales, otros llamadas a fijos y móviles y los más completos hasta minutos para comunicarse con el exterior. Todos ellos, en tanto, incluyen la prestación en un sinfín de propuestas múltiple-play.

Los últimos registros dan cuenta de que el 52,6 por ciento de los hogares cuentan con telefonía fija en Brasil. El porcentaje es más alto en el sur (60 por ciento) y más bajo en el norte (20,1 por ciento), con unidades federativas como Maranhao con índice inferior al 12 por ciento. Los pequeños prestadores ganaron terreno en el último año pero no les alcanzó ni para hacerle sombra a los líderes. Vivo tiene una participación de 33,9 por ciento, Oi de 31,1 por ciento) y Claro de 27,8 por ciento, entre otros.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

¡Suscríbete a nuestro newsletter semanal!

Únete a una comunidad de más de 16.000 profesionales del sector de las telecomunicaciones y recibe cada jueves las noticias más importantes del sector en tu buzón de correo electrónico

Tus datos están seguros con nosotros