Axtel confirma que ser propietario del centro de datos no es estratégico

En TeleSemana.com venimos alertando que parece haber un movimiento hacia la venta de datacenters que estaban en manos de los operadores de telecomunicaciones. Empezó en los Estados Unidos y (hasta ahora) no parecía tener mucha aceptación en América Latina, que seguía anunciando la construcción de nuevos centros de datos.

La noticia que Telefónica vendería sus datacenters se leyó en los medios de comunicación como una forma de afrontar su abultada deuda pero no cómo una estrategia de negocio en un mundo en el que ser propietario de los centros de datos no parece crítico para el operador. Esta misma visión es la que se observa esta semana en la cobertura de las noticias que provienen de México sobre la venta de tres centros de datos de Axtel a Equinix por 175 millones de dólares.

Axtel anunció el viernes pasado que Equinix —que ya había comprado los centros de datos de Verizon en América Latina— adquirirá dos datacenters ubicados en Querétaro y uno en el área metropolitana de Monterrey, con una capacidad total de aproximadamente 5.300 metros cuadrados de piso blanco. Axtel mantendrá una participación minoritaria en la nueva entidad que se hará cargo de los datacenters, que en conjunto generaron ingresos por 21 millones de dólares durante 2018. Los otros tres centros de datos del operador —en Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México— no forman parte de la transacción y se mantendrán bajo el paraguas de Axtel.

El operador mexicano —al igual que anteriormente lo hizo Telefónica, Verizon y AT&T, entre otros operadores que ya vendieron sus centros de datos—, firmó un acuerdo con el comprador que le permitirá comercializar servicios de coubicación e interconexión de Equinix a nivel global, además de mantener los servicios que ya está ofreciendo a sus clientes empresariales y de gobierno en México.

En el análisis de la noticia no se puede obviar que Axtel viene experimentando dificultades en sus finanzas lo que lo obliga a repensar su estrategia en México. Desde su fusión con Alestra, además, el operador viene trabajando en reorientar su negocio hacia el sector corporativo y, en parte, así es cómo se explica la venta de su negocio masivo a Televisa y Megacable.

Llama la atención, no obstante, que, siendo Axtel un operador que busca enfocarse en el cliente corporativo, esté en sus planes la venta de centros de datos, aunque sólo se trate de una parte de ellos. Si bien la situación económica y financiera que atraviesa el operador puede ser un disparador, lo cierto es que ninguna compañía se desprendería de un activo estratégico, excepto que la decisión fuera cerrar sus puertas. La decisión de deshacerse de los centros de datos pero conservar la posibilidad de seguir brindando servicios asociados debe explicarse por el hecho de que ser propietario de los centros de datos dejó de ser crítico para los operadores de telecomunicaciones. Así como los operadores móviles comienzan a “tercerizar” la gestión de las torres de telecomunicaciones, los operadores corporativos se desprenden de sus centros de datos y todas las preocupaciones en torno a cuestiones inmobiliarias, mantenimiento edilicio y la disponibilidad de energía, entre otros.

Como adelantamos en TeleSemana.com, la jugada había sido vista anteriormente en operadores norteamericanos de la talla de Verizon y AT&T, por lo que la decisión de Telefónica y Axtel no sorprende. Podemos esperarnos que en América Latina no pasará mucho tiempo para que los operadores comiencen a pensar en deshacerse de sus centros de datos —más cuando el futuro pasará por tener microdatacenters en el borde de la red— aunque todavía no parece haber un desprendimiento masivo de estos activos.

Los operadores que todavía se sientan cómodos con tener la propiedad de sus centros de datos —y no tengan demasiadas presiones financieras— seguramente los mantendrán hasta tanto la llegada de los grandes jugadores sume competencia. Excepto algunos casos aislados, por ahora, los grandes jugadores no están ubicados en la región pero, se sabe, Amazon está analizando el sur del continente para instalar un centro de datos para sus servicios AWS. ¿Cambiará esto la ecuación?

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.