AT&T acuerda vender a Liberty Latin America sus operaciones en Puerto Rico e Islas Vírgenes por US$ 1.950 millones

Se oficializó un rumor que sonaba hace tiempo. AT&T llegó a un acuerdo con Liberty Latin America para venderle sus operaciones en Puerto Rico e Islas Vírgenes en una transacción valuada en 1.950 millones de dólares. La decisión fue confirmada por ambas partes en un comunicado, en el que señalaron que se completaría en entre seis a nueve meses.

Se hablaba hace tiempo que los planes estratégicos de AT&T para mejorar su situación financiera podrían incluir la venta de su filiales y, entre ellas, sonaba fuerte la opción de Puerto Rico. Ésto en el marco de la necesidad de reducir su deuda, un ítem que se volvió más urgente desde la adquisición de Time Warner por 85.400 millones de dólares.

Con este nuevo acuerdo, la empresa se mostró satisfecha porque cerrará el año con la venta de activos que le significarán un total de 11.000 millones de dólares en ingresos frente a los 8.000 millones de dólares previstos inicialmente. Para superar la cifra se agregaron operaciones, como el desprendimiento de su participación en el servicio de entretenimiento Hulu.

“Esta transacción es resultado de la revisión estratégica de nuestros activos y el balance para identificar oportunidades de monetización”, señaló el director Financiero de la empresa estadounidense, John Stephens. La operación incluye activos de red, espectro, inmuebles y contratos de alquiler, además de 1,1 millones de usuarios móviles que la empresa tiene en los dos mercados.

Según los términos del acuerdo, AT&T apoyará a Liberty Latin America hasta 36 meses tras la adquisición para asegurar una transición ordenada de los servicios. Se mantendrán para los clientes el beneficio de roaming entre Puerto Rico, Islas Vírgenes, Estados Unidos, Canadá y México. Tampoco se verán interrumpidos los servicios del programa de seguridad First Net.

Para Liberty Latin America, en tanto, la operación lo posiciona de mejor forma en el plano regional. Se agrega a otros movimientos recientes en el mismo sentido, entre ellos la adquisición del 100 por ciento —ejecutada por etapas— de United Telecommunication Services (UTS), que presta servicios fijos y móviles en el Caribe. Antes de eso compró, además, el 100 por ciento de Liberty Puerto Rico y el 80 por ciento de las acciones de Cabletica en Costa Rica.

AT&T invirtió 350 millones de dólares en Puerto Rico entre 2016 y 2018, años que en los que la estrategia se concentró en ordenar las consecuencias en infraestructura y servicios que trajo la temporada de huracanes de 2017. El año pasado, por ejemplo, generó más de 600 actualizaciones de redes inalámbricas en el territorio.

En este contexto, la operación se ve a todas luces como un win-win, que permitirá por un lado mejorar su situación financiera a AT&T y, por el otro, mantener el plan de expansión regional a Liberty Latin America. Todo pasa a manos ahora de las autoridades regulatorias, aunque las partes son optimistas en que podrá cerrarse el acuerdo en el segundo trimestre de 2020.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.