Se acelera el lanzamiento de satélites de órbita baja con la promesa de fibra en el cielo

Si entre finales de enero y principios de febrero uno estaba en Sudamérica, y el cielo estaba despejado, podría haber visto una hilera de luces surcando los cielos. Eran los 60 satélites de Starlink, de SpaceX, que la compañía lanzó ni bien comenzó el 2020. Se trataba del tercer lanzamiento de este tipo, luego de dos exitosas puestas en órbita en mayo y noviembre de 2019.

SpaceX tiene ya 240 satélites de órbita baja desplegados, de un total estimado de 1.584 para su flota inicial para servicios de banda ancha —aunque el plan de la compañía es poder alcanzar un total de 42.000 satélites—.

Pero la semana pasada, OneWeb —una de las primeras empresas en llevar al mercado la idea de inundar el cielo con satélites para servicios de banda ancha— busca ponerse a la altura de Starlink con un plan agresivo de lanzamientos de satélites para este 2020. La compañía tiene como objetivo una constelación algo menos espectacular, de unos 650 microsatélites, y hasta la fecha, solo ha lanzado 40. Los primeros seis fueron lanzados como prueba piloto en 2019 y, el viernes pasado, otros 34 nuevos satélites llegaron al cielo.

La carrera espacial de estos dos grandes jugadores comenzó el año pasado y se espera se intensifique en 2020. El plan de ambos es poder entrar al 2021 con una flota de satélites completa —o, al menos, lo más completa posible—, para empezar a ofrecer servicios comerciales.

Los satélites de órbita baja prometen velocidades de “fibra en el cielo”, mejoras en los servicios, conectividad en toda la superficie terrestre —incluso en los Polos— y un complemento perfecto para las redes en la Tierra.

El mercado despierta interés de grandes jugadores. OneWeb está apoyada por jugadores como Hughes, Airbus, Softbank, Virgin y Qualcomm, entre otros y Amazon, Facebook y Telesat, entre otros, ya han también anunciado que invertirán en este segmento.

Sin embargo, los nuevos satélites de órbita baja deben todavía superar ciertas complejidades. Por un lado, existen temas técnicos de gestión y vida útil de este tipo de satélites, pero, por el otro, existe un creciente lobby por parte de los astrónomos para evitar que se inunde el cielo con equipamiento espacial. De acuerdo con un artículo de The New York Times, la puesta en órbita de grandes cantidades de satélites podría afectar la visibilidad y generar interferencias en las frecuencias de radio, dificultando la investigación en astronomía.

Aún con estas reservas, los proyectos de satélites de órbita baja no parecen tener pausa y, por el contrario, se han convertido en una fuente de dinero fresco para las compañías que están trabajando en estos proyectos —que no tenemos que olvidar que demandan grandes inversiones—. OneWeb ha logrado captar miles de millones de dólares de grandes empresas para financiar su proyecto espacial y SpaceX también parece querer aprovechar la oportunidad y el interés de los inversores. Si bien la compañía de Elon Musk es privada, está evaluando hacer un spin-off de Starlink para abrir sus capitales y poder así financiar su ambicioso proyecto, publicó Bloomberg.

Las dos empresas pioneras se muestran entusiastas con un ajustado calendario de lanzamientos para 2020, con el objetivo de tener servicios comerciales para el 2021. Habrá que ver cómo se terminan de resolver las barreras, cuál será la demanda de estos servcios y cómo se configurará un mercado que, hasta ahora, parece una competencia de gigantes dónde lo que se juega es quién le gana al otro en términos de lanzamientos y captura de inversiones.

Leticia Pautasio
Leticia Pautasio es periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Quilmes (Buenos Aires, Argentina). Durante su carrera profesional se desempeñó en gráfica, radio y medios de comunicación en línea. Desde 2009 se especializa en tecnología, telecomunicaciones y negocios; cubriendo la realidad del sector en América latina. En 2013 obtuvo el diplomado "El Periodista Latinoamericano como agente y líder en el desarrollo social" del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México). Contacto: [email protected]

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.