Los proveedores regionales son responsables de casi uno de cada dos accesos a FTTH en Brasil

La importancia de los pequeños proveedores en los mercados se ve fuertemente reflejada en Brasil, donde éste grupo de empresas es responsable de más del 18 por ciento de los accesos a banda ancha fija. Al contemplarse solo los abonados vía FTTH, la cifra es superior, del 47 por ciento. En dos meses el conjunto de los regionales se impondrá a los nacionales, proyectó la Asociación Brasilera de Proveedores de Internet y Telecomunicaciones (Abrint).

La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) informó al cierre de agosto que existen 30,5 millones de suscriptores a banda ancha fija. De ellos, 9,2 millones corresponden a Claro, 7,6 millones a Telefónica y 6,1 millones a Oi, entre otros. Si las más de 7.000 empresas regionales con licencia para prestar Servicios de Comunicaciones Multimedia (SCM) se aglutinarán en un único grupo estarían cuartas en el mercado, por encima de empresas como Algar Telecom o Sky.

El crecimiento de los pequeños es innegable: en agosto de 2015 contaban con 2,2 millones de accesos y un año más tarde ya tenían 2,7 millones. En igual mes de 2017 sus abonados pasaron a 3,8 millones y se incorporaron casi 1,9 millones en los últimos 12 meses para alcanzar 5,6 millones al cierre de agosto de este año. El crecimiento anual fue de 49,6 por ciento, por encima de todo el resto de los operadores por separado.

El foco de los pequeños pasa, claro, por seguir creciendo y para eso piden reglas que se lo permitan. El regulador brasileño tuvo algunos avances en este sentido, como la reducción de hasta 75 por ciento en algunos estados en el Impuesto sobre Circulación de Mercaderías y Prestación de Servicios (ICMS) para empresas con sede en esas unidades federales que no tengan más del cinco por ciento de participación en el mercado y simplificación de trámites para obtener permisos para la prestación de banda ancha a firmas con hasta 5.000 usuarios, señaló TeleSintese.

El otro punto, el más esperado, es el artículo cuatro del Plan General de Metas de Competencia. El proyecto, que está en discusión, considera de pequeño porte a las empresas que tengan menos del cinco por ciento del mercado en que participan. Actualmente esa definición corre para los proveedores con hasta 50.000 clientes. De aplicarse el nuevo formato, todos los proveedores regionales de banda ancha tendrán tratamiento diferencial en cuestiones como medición de calidad de servicio y obligaciones ante el regulador. Esta norma, que podría entrar en vigencia el año que viene, también es esperada con ansias por los MVNOs.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.