Movistar Play refleja el enfoque de ajustar contenidos hacia la plena customización

La propuesta Movistar Play, de Telefónica, arribó a otros dos mercados de Latinoamérica con la idea firme de que el usuario pueda elegir qué ver, cuándo y dónde quiera. La premisa de personalización ya funciona para todos en la industria y la compañía apuesta a distintas opciones para que el usuario pueda escoger de la góndola lo que mejor se adapte a sus gustos y necesidades.

La oferta del operador llegó a dos países de fuerte importancia dentro del mercado de telecomunicaciones. Se trata de México, donde ya se había adelantado que el lanzamiento de la plataforma no es motivo suficiente para hablar con optimismo del futuro de Telefónica en el país y Argentina,  donde la empresa comenzó a ofrecer el servicio hace apenas unos meses y todavía no de forma masiva, por restricciones que aplican para el uso de tecnología satelital.

La empresa brinda el servicio en prácticamente todos los mercados con presencia en la región. Está disponible, además de Argentina y México, en Brasil, Colombia, Chile, Perú, Ecuador, Uruguay, Costa Rica, Panamá, Nicaragua, El Salvador y Guatemala. El único que no aparece en la lista es Venezuela, un país en que las serias dificultades sociales y económicas han puesto a la innovación lejos de las prioridades de los operadores.

El lanzamiento en México ya había sido anunciado con bombos y platillos por el propio presidente de la firma, Carlos Morales Pauli. Se produce luego de una concesión única para prestar cualquier servicios de telecomunicaciones otorgada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) a la firma en junio. La empresa habla en su comunicado de “consentir” a los usuarios y “acercarlos al mejor contenido”.

El más básico de los planes es el Lite, con series originales y una selección de canales de TV Azteca. A todo esto se suman canales en vivo de Fox, Discovery, ESPN, Disney y Viacom en la oferta denominada “Internacional”. A ellos, en tanto, se añade contenido de Fox Premium en la tercera propuesta. En cualquier caso, los interesados pueden contratar Netflix y pagarlo como parte de la factura del operador.

En Argentina, en tanto, la propuesta es un servicio básico gratuito del que se desprenden dos propuestas adicionales pagas, además de la posibilidad de rentar películas. Algo similar a lo que ocurre en México, aunque allí la opción “Lite” solo tiene costo cero para usuarios de cierto status dentro del modelo postpago o Internet al hogar. En ambos mercados, las suscripciones permiten dos reproducciones en simultáneo desde cualquier dispositivo.

El servicio básico en Argentina contempla el acceso a Movistar Series, Movistar e-Sports, series y películas sobre demanda y los canales TV Pública y La Nación +. A esto se añaden dos opciones con suscripción mensual: 13 señales adicionales, entre los que se incluyen canales de aire, música y entretenimiento, o bien las señales HBO, HBO 2, HBO Plus y HBO Family.  Estas cuatro señales serán parte del plan básico a modo de promoción hasta el 12 de abril.

Movistar parece haber encontrado un modelo para acercarse lo máximo posible a la customización de su servicio, algo en lo que trabajan seriamente plataformas OTT. En este objetivo, presenta propuestas freemium con opciones independientes entre sí. Esto es posible gracias a acuerdos con terceros que ya son moneda corriente en Latinoamérica, profundizadas en el último tiempo como producto de las dificultades de los operadores para competir con plataformas de video en términos de inversión y calidad de contenidos.

La compañía apostó también a que su servicio se encuentre disponible para todos aquellos que cuentan con un plan asociado de telefonía móvil y/o Internet al hogar. La gratuidad del servicio para ciertos planes es un argumento más para provocar la migración de los clientes a propuestas de mayor valor, una idea que ya se había visto con promociones de zero rating que cambiaban según el plan contratado.

Un servicio capaz de adaptarse a varios mercados de la región, tal como hizo América Móvil con Claro Video, se agrega a los puntos a considerar como positivos de ambas propuestas en un momento donde los tiempos de integración se vislumbran como factor clave para el éxito o fracaso de las iniciativas a cargo de los operadores.  Ahora resta saber los resultados que traerá a Movistar su propia propuesta OTT en dos mercados con mucha competencia.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.