GSMA recomienda a gobiernos liberar espectro y flexibilizar plazos y cobros a operadores por la pandemia

“La pandemia es una crisis que afecta a todos”, empieza GSMA una serie de pedidos y recomendaciones a las autoridades para que los prestadores de servicio puedan hacer frente al crecimiento de la demanda por el aislamiento obligatorio para casi un tercio de la población mundial. Esto en un contexto en el que algunos países experimentaron un aumento de hasta 50 por ciento el tráfico de voz y 30 por ciento en el de datos.

En primera instancia, la entidad expuso el trabajo de los operadores en el contexto de emergencia sanitaria y las acciones que llevaron a cabo para sostener de mejor forma los nuevos requerimientos de usuarios. En un breve resumen, se puede indicar que liberaron servicios Premium para sus clientes, ampliaron planes de voz y datos y aplicaron zero rating para redes sociales y páginas gubernamentales de interés.

Los reguladores también hicieron su parte en acciones divididas en obligaciones para los operadores y, en una etapa más reciente, la búsqueda de estrategias para garantizar la comunicación y el entretenimiento para personas de escasos recursos económicos. Lo hicieron, al momento, las entidades gubernamentales a cargo en Brasil, Chile y Perú, entre otros.

En este contexto, GSMA pide que las autoridades brinden flexibilidad y certidumbre regulatoria para que los operadores administren el tráfico y la calidad de servicio. También que el equipamiento para la red sea considerado esencial para agilizar procesos aduaneros, que se avance en la compartición de infraestructura y que otorgue a las empresas acceso temporal sin costo a espectro adicional sin costo por la emergencia.

En paralelo, se pide eximir al personal de la realización de funciones para la continuidad del servicio y dar flexibilidad a los prestadores para cumplir con obligaciones de atención y comunicación con los usuarios. Esto además de ajustar las revisiones y reportes para que las compañías puedan priorizar actividades vinculadas a la continuidad de servicios, algo similar a lo que solicitó Asiet respecto del acuerdo por roaming para los países miembro de la Comunidad Andina.

Así como los prestadores se comprometieron a trabajar con los gobiernos para asegurar la conectividad, se solicita la reducción de las tasas impositivas que rigen para ellos y, en paralelo, la continua convocatoria a diálogo para brindar ayuda a los usuarios, más aun los que se ubican en situación de vulnerabilidad que se traduce en problemas para el acceso. Esto en el contexto de que “la crisis puso en evidencia el carácter de la conectividad digital como una necesidad absoluta de la vida moderna”.

Así las cosas, todos aprovechan su espacio para dar su visión en medio de la pandemia y algunos viejos reclamos se cuelan en el listado de necesidades urgentes por parte de los operadores. Todos los actores de la industria trabajan en satisfacer a usuarios más demandantes y que tienen a la comunicación a distancia como la herramienta fundamental para conectarse y entretenerse. Seguirán, en paralelo, las sugerencias en tiempos de pandemia y también cuando esta por fin termine.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca es Técnico Superior en Periodismo (TEA) y Locutor Integral (ISER). Durante su carrera profesional se desempeñó en diferentes medios radiales, digitales y en gráfica como productor de contenidos, redactor y analista. Tiene conocimientos en comunicación interna, deportes, bancos y seguros, y desde 2013 se especializa en el mercado de las telecomunicaciones a escala regional.

Deje su comentario

Recuperar contraseña

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.